El conductor que embistió al coche parado en la A-92 por una avería, con una fallecida, dio negativo en alcohol

Ambulancia
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2018 11:44:44 CET

GRANADA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El conductor que embistió el domingo a otro vehículo que se había parado en la A-92 a causa de una avería en Huétor Santillán (Granada), donde falleció una mujer y otras dos personas resultaron heridas, dio negativo en las pruebas de alcoholemia y drogas, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido.

La colisión se produjo en torno a las 15,30 horas, a la altura del kilómetro 256 de la A-92 en sentido Almería, donde un vehículo conducido por un hombre de unos 46 años chocó por detrás contra otro turismo que se encontraba estacionado en el arcén por una avería mecánica esperando a que llegara una grúa, según han precisado desde la Guardia Civil de Tráfico.

En el interior del vehículo parado había dos mujeres y un hombre, naturales de la provincia de Almería, una fémina de 59 años falleció a causa de la colisión y los otros dos pasajeros, de 58 y 59 años, y el conductor del otro coche resultaron heridos y fueron derivados a centros hospitalarios.

El hombre que embistió al coche parado dio negativo en las pruebas de alcohol y droga que se le practicaron y, tras recibir el alta hospitalaria, se encuentra en libertad a la espera de ser llamado por el juez por un posible homicidio imprudente, según precisan desde el Instituto Armado.

Fuentes sanitarias han informado a Europa Press de que el domingo también recibió el alta el otro hombre herido en el accidente, por lo que este lunes sólo permanece ingresada en el área de Observación del Hospital Neurotraumatológico de Granada la otra mujer que sufrió lesiones.

Tras tener conocimiento del siniestro, desde el 112 se activó a la Guardia Civil de Tráfico, a Mantenimiento de la Vía, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y a Bomberos de Granada, que tuvieron que excarcelar a las tres personas que habían quedado atrapadas en el interior del vehículo parado en el arcén.