Actualizado 24/08/2022 17:45

Denuncian al propietario de dos armas de airsoft acusado de realizar disparos hacia la vía pública en Granada

Armas de airsoft intervenidas
Armas de airsoft intervenidas - POLICÍA NACIONAL

GRANADA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha propuesto para sanción administrativa a un varón de 23 años por la supuesta realización de diversos disparos desde su domicilio en Granada hacia la vía pública, a quien, una vez localizado y denunciado, se le han retirado dos armas de tipo airsoft, un fusil y una pistola, con las que habría perpetrado las detonaciones.

Según ha informado en una nota de prensa la Policía Nacional, el suceso tuvo lugar en torno a las 00,00 horas del pasado 19 de agosto, cuando los agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se encontraban realizando labores de prevención de la comisión de actos delictivos, y fueron comisionados por la central operativa del 091 para que se dirigieran a la Avenida Pablo Picasso.

Allí, varios vecinos alertaban sobre disparos que se estaban perpetrando contra las señales de tráfico situadas en la zona, con "el consiguiente temor de que pudiera resultar lesionada alguna persona ya que desconocían el tipo de arma que se estaba utilizando".

Los policías comprobaron la veracidad de las detonaciones y realizaron diversas gestiones en torno tanto a la localización del lugar de procedencia de los disparos, como sobre la identidad de su autor. La intervención también estuvo motivada porque esta persona no adoptó las medidas o precauciones necesarias para el uso de las armas de cualquier tipo, incluidas las de aire comprimido, poniendo en riesgo o perjudicando a terceras personas o sus bienes.

Una vez obtenida dicha información, se dirigieron al piso en cuestión donde identificaron al presunto autor, sin antecedentes, el cual reconoció ante los agentes ser el autor de los disparos. Esta persona fue propuesta para sanción administrativa en virtud de la Ley Orgánica de Prevención de la Seguridad Ciudadana 4/2015 por lo que podría ser sancionado con hasta 600 euros de multa, según marca la legislación en dicha materia.

Más información