Publicado 20/07/2021 14:12CET

Doctora en Didáctica de la Lengua: Como elemento comunicativo, la lengua tiene "una gran dimensión cultural"

Foto de archivo de la ponente María Lacueva, participante  de la XIX edición de los Cursos de Verano de la UPO en Carmona (Sevilla)
Foto de archivo de la ponente María Lacueva, participante de la XIX edición de los Cursos de Verano de la UPO en Carmona (Sevilla) - MARÍA LACUEVA

CARMONA (SEVILLA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La doctora en Didáctica de la Lengua y profesora de Estudios Catalanes en la Université Paris 8-Vincennes-Saint Denis María Lacueva ha manifestado este martes que la lengua "como elemento comunicativo, tiene una gran dimensión cultural", lo que implica que "cada vez más, tanto desde el profesorado como de las instituciones, se han dado cuenta de la importancia que tiene la transmisión de contenidos culturales que van más allá del subjuntivo o la sintaxis".

Lacueva ha participado como ponente en el seminario 'Transmisión cultural en el aula de lenguas extranjeras: metodología y herramientas desde múltiples perspectivas', disponible en modalidad web en el marco de la XIX edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona (Sevilla).

La ponente, en una entrevista a Europa Press, se ha referido a la didáctica como "el arte de enseñar", y ha indicado que la didáctica de la cultura es un concepto "que se ha generado hace relativamente poco" especialmente "en el ámbito de la enseñanza de lenguas extranjeras".

Respecto a cómo está implantada en las aulas la enseñanza de la cultura en el ámbito de las lenguas extranjeras, la doctora ha explicado que en Europa "se organiza y sistematiza de manera común, bajo el Marco Europeo Común de Referencia" que se encarga de "organizar y unificar los diferentes niveles, los contenidos, y las habilidades que debe tener una persona" para decidir su nivel respecto a una lengua.

Ha añadido que al principio "el Marco Europeo le daba poca importancia a la cultura", no obstante, "hace poco se hizo una reforma que introdujo una nueva habilidad, que ya no es solo comprender de manera oral textual sino que incorpora el concepto de mediación", es decir, "una persona que habla bien una lengua extranjera tiene la habilidad de mediar, por ejemplo, entre dos personas que hablan lenguas diferentes y que no se entienden de manera lingüística".

En esta línea, ha recalcado que "esta mediación no implica solo la traducción, sino unos conocimientos culturales de cómo hablar, explicar, más allá de ser capaz de decir tres o cuatro frases en otra lengua".

Lacueva ha apuntado que las herramientas disponibles para la aplicación de la didáctica de la cultura en la enseñanza de lenguas "han sido un poco sobre la marcha", debido a que "tradicionalmente la lengua se ha estudiado a base de explicar la gramática o estudiarse el vocabulario de memoria". "Todo esto ha cambiado y se han introducido muchos más elementos culturales, que van desde la cultura entendida como la vida cotidiana, hasta una visión más académica", ha apostillado.

La ponente ha destacado que "el nivel de lenguas extranjeras cada vez es más alto entre los jóvenes de Europa" por varios factores, entre los que ha subrayado que "cada vez se viaja más, lo que permite conocer de primera mano las comunidades de las lenguas que se estudian", por tanto, "la exigencia en las aulas también se va incrementando".

Cuestionada por las carencias que existen en el ámbito de la didáctica de la cultura, ha señalado que "la mayoría del profesorado no tiene la formación específica, si es que la hay, para introducir los elementos culturales" puesto que "la mayoría de los docentes vienen del mundo de la Filología o la Traducción", carreras en las que "hay elementos culturales, pero no suficientes para la enseñanza".

En tal sentido, ha puesto de relieve que cada vez hay más "másteres especializados" en los que "se introduce esta reflexión y se dan herramientas y recursos para tratar el tema de la cultura en las aulas".

Lacueva ha precisado que el enfoque de la enseñanza de lenguas extranjeras debe "huir de los estereotipos y los clichés, intentando transmitir una perspectiva crítica, entender lo que se enseña como algo que enriquece a las personas". "No se trata de hacer turistas, sino personas críticas que entiendan la comunidad y despierten la interculturalidad", ha sostenido.

Por último, la profesora ha resaltado la importancia de "tratar el racismo en la enseñanza de lenguas extranjeras", abordándolo de diferentes maneras y no ocultando su existencia, ya que es "una problemática universal", defendiendo que "es una responsabilidad que tiene cualquier profesorado, pero muy especialmente el de lenguas extranjeras, porque en el momento que tú ves al otro, lo entiendes, y posees capacidad de empatía y mediación, tienes el mejor antídoto contra el racismo".

Contador