La electricidad escalará hasta los 80 euros el megavatio hora debido a la subida de temperaturas, segun Tempos Energía

Archivo - La baja densidad de las ráfagas de aires, junto a la caída del rendimiento del semiconductor, el silicio, provocarán que los precios para el pool eléctrico nacional ronden desde mitad de julio los 80 euros el megavatio hora.
Archivo - La baja densidad de las ráfagas de aires, junto a la caída del rendimiento del semiconductor, el silicio, provocarán que los precios para el pool eléctrico nacional ronden desde mitad de julio los 80 euros el megavatio hora. - Carlos Castro - Europa Press - Archivo
Publicado: jueves, 11 julio 2024 10:04

   El brent alcanzará máximos de 90 dólares el barril ante la no reducción de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de EEUU y los recortes de la OPEP+

   SEVILLA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Los precios de la electricidad podrían escalar en los próximos días hasta los 80 euros el megavatio hora, dada la subida de las temperaturas. Pese a que el pool eléctrico nacional ha entrado en "una quietud contenida", incluso en cotas más competitivas que en junio con caída del 8,58 por ciento, "la baja densidad de las ráfagas de aires, junto a las bajadas en el rendimiento del semiconductor, el silicio, provocarán que los precios para el pool eléctrico nacional ronden desde mitad de julio los 80 euros el megavatio hora", ha asegurado el director general de Tempos Energía, Antonio Aceituno.

   El experto ha indicado que el incremento de las temperaturas propiciará que el pool eléctrico suba aproximadamente un 60 por ciento. Aceituno ha recordado también que, estamos ante el tercer mes más caro de todo el año, aunque un poco por debajo de los 74,10 euros el megavatio hora del pasado enero El director general de Tempos Energía ha explicado que, "para entender la escalada del precio de la electricidad debemos de tener en cuenta a los principales vectores que intervienen en el pool eléctrico nacional". El primero es la temperatura.

   Así, ha detallado como el promedio de junio se situó en los 21,35 grados centígrados. Sin embargo, en los primeros días de julio ha alcanzado una media de 23,53 grados centígrados. "La primera consecuencia es sencilla de adivinar: la demanda crece hasta llegar a los 672 gigavatio hora al día, justamente un 10,35 por ciento, 63 gigas, más que el mes pasado".

   También, "la energía hidroeléctrica está perdiendo relevancia", ya que mes a mes su aportación al mix energético se va reduciendo de manera importante. "Este julio, está situando su trabajo en 76 gigavatio hora al día, cubriendo solamente el diez por ciento de la generación y dibujando una sorprendente caída de casi el nueve por ciento con respecto a junio".

   A modo de ejemplo, "la dinámica del agua se ha reducido en más de un 50 por ciento con relación a los máximos alcanzados el pasado mes de marzo", ha dicho Aceituno quién ha añadido que "está aprovechando, y de qué manera, su coste de oportunidad, alejando la idea de verter a coste cero, acompasando sus vertidos a la curva que dibuja el pool y, por supuesto, a aquella que presentan las centrales a gas".

   "En las horas solares, sus aportaciones alcanzan los 2.228 megavatio de media, sin embargo, fuera de esa ventana, éstas escalan hasta 4.438 megas, es decir, prácticamente un 100% de diferencia". Para el experto existen "dos contrapesos con capacidad de balancear la suma de los pares antagonistas, el agua y el consumo, y que son el origen de estar ante un julio tan relativamente competitivo".

   El primero de ellos es la energía nuclear. Después de las paradas, Trillo y Vandellós, volvieron a la red el 11 y 12 junio, respectivamente, haciendo posible que los siete reactores estén al 100%. De esta manera, este julio el parque está aportando 22 gigavatios hora al día más, un 15,25 por ciento por encima del mes pasado.

   La segunda razón la encontramos en la primera fuente de energía del país: el sol. Su aportación en el mes actual alcanza los 192 gigavatios hora al día, un 26 por ciento más que el viento, habiendo subido su inyección al mix de 129 gigas, un 201,71 por ciento con respecto a los mínimos alcanzados el pasado enero.

   "Su trabajo se está convirtiendo en fundamental y vital de cara a contener los precios", ha destacado Aceituno. Un mes de julio, en el que las cotizaciones del pool en las horas solares, se sitúan en los 19,78 euros el megavatio hora; sin embargo, fuera de la ventana donde brilla el sol, alcanzan los 78,37 euros, es decir, un 296 por ciento más".

   De esta forma, el director general de Tempos Energía ha concluido asegurando que, "de no ser por el sol, posiblemente el promedio del pool se presentaría un 40 por ciento más caro".

EL BRENT, AL ALZA

   Por su parte, la cotización del brent sigue construyendo un canal alcista desde el pasado 4 de junio, ganando desde esta fecha un +17,27 por ciento (13,01 dólares el barril brent), alcanzado así máximos de más de dos meses. El director general de Tempos Energía ha indicado que el brent caminará en los próximos meses entre mínimo de 82 dólares el barril y un máximo de 90 dólares. Según Aceituno, la primera razón viene de la mano de la OPEP+.

   Actualmente, los miembros del cártel están recortando la producción en un total de 5,86 miles de barriles diarios, alrededor del 5,7 por ciento de la demanda mundial, y no será hasta octubre cuando comiencen a revertir los 2,2 millones a lo largo de un año. "Estos recortes de producción han llevado a los mercados a pronosticar déficits de suministro en el tercer trimestre, a medida que el transporte y la demanda de aire acondicionado durante el verano consumen las reservas de combustible", ha dicho el experto.

   Sin embargo, "hay dos inputs que tienden a frenar una descontrolada tendencia alcista", subraya el experto. Por un lado, China presenta serias dudas en cuanto a su tracción dado a que su actividad industrial se ha contraído por segundo mes consecutivo y, por otro, el crecimiento del empleo en Estados Unidos se ha desacelerado y la tasa de desempleo ha aumentado de manera constante, desde el 3,5 por ciento del pasado mes de julio hasta el 4,1 por ciento de este junio.

   A ello se suma que la inflación estadounidense se mantiene en torno al 2,6 por ciento, todo lo cual, aumenta la probabilidad de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ponga sobre la mesa un recorte de tasas, pero, como muy pronto, no antes de septiembre manteniéndose, por tanto, la presión sobre los precios del brent. Desde Tempos Energía, ante esta coyuntura internacional, aseguran que "el clima va a ser determinante para mantener unos precios altos, por ejemplo, en la temporada de conducción del hemisferio norte y, a la vez, la probabilidad de huracanes, va a añadir cierta volatilidad a los precios, una vez que el mercado ha descontado los actuales recortes de la OPEP+".

   Estos factores se verán contrarrestadas por unas altas tasas de interés, junto a la débil perspectiva de China, lo que va a provocar que las cotizaciones del brent caminen por "una senda cuasi-estable, mínimo de 82 y máximo de 90 dólares por barril brent".

   Sin embargo, de cara a la temporada de verano, los mercados han apostado por esta senda alcista. La esperada demanda saludable a corto plazo, la reacción de la Reserva Federal en línea con una reducción de las tasas de interés, los riesgos geopolíticos y los recortes de la OPEP+, no hacen prever, a corto plazo, futuros bajistas para el brent, ha concluido el director general de Tempos Energía.

Contador

Leer más acerca de: