Equipo de gobierno de Granada prevé ahorrar 900.000 euros eliminando la exención de la tasa a vehículos antiguos

El concejal de Economía, Baldomero Oliver, en rueda de prensa
Europa Press/Archivo
Publicado 17/09/2018 12:46:35CET

GRANADA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El equipo local de gobierno del Ayuntamiento de Granada, del PSOE, prevé un ahorro de unos 900.000 euros con la eliminación de la exención de la tasa a los vehículos de más de 25 años, a excepción de aquellos documentados como históricos, en el marco del primer paquete de modificación de las ordenanzas fiscales para el año que viene, cuando no tiene previsto subir los tipos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Así lo ha señalado, en rueda de prensa, el concejal de Economía de Granada, Baldomero Oliver, quien ha explicado que esta medida que afecta al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, la acompañan otras para mejorar la tributación, con las que también se ahorrará un montante no determinado, sobre todo en notificaciones. Todo ello se enmarca dentro de lo dispuesto en el plan de ajuste de la economía municipal.

El también portavoz del equipo de gobierno local ha señalado que, a este primer proyecto de ordenanzas, que se lleva a la Comisión Delegada de Economía este lunes para su aprobación inicial, le seguirá otro previsiblemente en octubre, partiendo de la premisa de que "no hay subida de impuestos", en un contexto en el que ha pedido un "consenso amplio" en materia económica y de cara a la negociación de los próximos presupuestos, que serán, dentro del "marco más lógico", los de 2019, por lo que se finalizaría este año con los prorrogados de 2015.

Este proceso de negociación del nuevo marco presupuestario "va a demostrar a las claras qué grupos o grupo político tiene auténtica vocación de gobierno" tras las elecciones del próximo mes de mayo, ha indicado Baldomero Oliver, que ha pedido a los partidos con representación en el Ayuntamiento "incorporar una responsabilidad" gubernamental.

Preguntado al respecto, Oliver ha adelantado que el IBI quedaría pendiente de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado o de un decreto ley al respecto, o, de lo contrario, volvería a incrementarse en un cuatro por ciento, en virtud de la actualización de los valores catastrales por el Gobierno, si se comenzara 2019 con cuentas prorrogadas en el ámbito estatal, y pese a que el Ayuntamiento no suba los tipos.

En un comunicado el pasado domingo, el PP anunció que se abstendrá este lunes en la Comisión de Economía en este primer debate sobre la modificación de ordenanzas fiscales, "para evitar que un voto en contra pueda empañar acuerdos iniciales" de cara a la negociación de las cuentas municipales de 2019.