Publicado 06/02/2021 10:34CET

Estudiantes de la UGR piden reembolso parcial de matrícula si las clases 'online' se prolongan hasta final de curso

Pasillos de una facultad de la Universidad de Granada
Pasillos de una facultad de la Universidad de Granada - ÁLEX CÁMARA-EUROPA PRESS - Archivo

GRANADA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Coordinadora Sindical Estudiantil ha defendido que si las clases online se prolongan hasta final de curso en la Universidad de Granada (UGR) debe producirse un reembolso parcial de la matrícula, al entender que la calidad de la formación no es la misma y que otros servicios añadidos, como uso de bibliotecas y otras instalaciones, se ha visto "muy reducido" por la pandemia.

Fuentes del sindicato estudiantil han señalado a Europa Press que esta medida supondría además un "gesto" hacia los estudiantes que alquilaron un piso en la ciudad al inicio de curso y que han seguido asumiendo este gasto cuando la docencia pasó a ser online ante la posibilidad de que "en cualquier momento" volvieran las clases presenciales, cuando de existir un criterio más definido podrían haber regresado a sus casas.

Desde el sindicato estudiantil agregan que inicialmente se estableció que los exámenes serían presenciales, de modo que estos estudiantes no pudieron regresar a casa, pero posteriormente se "cambió de idea" y han salido "perjudicados" por esta gestión. "No ha habido un criterio firme" y sí "mucha incertidumbre" y "lo mínimo sería que la matrícula costara menos", agregan.

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, indicó esta semana, con motivo del inicio de las clases en el segundo cuatrimestre, que su equipo no se ha planteado en este momento si el modelo virtual se prolongará hasta final del curso --por ahora se extiende hasta la Semana Santa--, si bien se van analizando a diario los datos epidemiológicos, en el marco de lo que estipulan las autoridades sanitarias.

Según precisó, la institución académica mantiene en este momento alrededor de un 60 por ciento de centros de Granada con actividad presencial, todas las salas de estudio abiertas, préstamos bibliotecarios con cita previa, y comedores abiertos para becarios y estudiantes del colegio mayor Isabel la Católica y la residencia universitaria Carlos V.

No obstante, desde la Coordinadora Sindical Estudiantil lamentan que "no se estén articulando las medidas necesarias para una vuelta a las aulas segura", cuando en el resto de los niveles formativos sí hay presencialidad. Además, temen las consecuencias que esta situación pueda acarrear a quienes se gradúen en época covid por si pudiera dificultar su acceso al mercado laboral tras no haber recibido una formación "de la misma calidad" que en periodos anteriores.

Para leer más