Publicado 27/06/2020 12:19:38 +02:00CET

Fiscalía pide 16 años de cárcel para un hombre que agredió a su pareja en Linares (Jaén) y la dejó en silla de ruedas

El caso será enjuiziado el 2 de julio en la Audiencia de Jaén
El caso será enjuiziado el 2 de julio en la Audiencia de Jaén - EUROPA PRESS - Archivo

JAÉN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha pedido 16 años de prisión para el vecino de Linares (Jaén), S.C.M., de 40 años, acusado de agredir a su pareja, de 36 años, con la que tenía dos hijos, y dejarla en un silla de ruedas con graves secuelas de por vida.

El Ministerio Fiscal recoge en su escrito de calificación provisional al que ha accedido Europa Press, que los hechos se remontan al 15 de julio de 2018 cuando el procesado "agarró a su pareja del cuello con tal fuerza que le ocasiona la disección de la arteria carótida interna del lado izquierdo, lo que le ocasiona un ictus isquémico".

Durante diez meses, la mujer ha permanecido ingresada en diferentes centros hospitalarios, pero las consecuencias de la agresión le ha supuesto problemas para hablar y merma severa de movilidad y de la sensibilidad, además de trastorno ansioso-depresivo, entre otras graves secuelas.

Fiscalía destaca en su escrito que la víctima necesita ayuda de terceras personas y es incapaz de "realizar su trabajo y vida diaria". Asimismo, destaca que "todas estas secuelas" repercuten en la vida diaria de sus dos hijos, actualmente de 12 y 17 años, y que "han visto mermada su calidad de vida futura ya que su madre no podrá hacerse cargo de ellos, ni desde el punto de vista económico ni tampoco personal, puesta que es ella la que precisa de ayuda constante para cualquier actividad cotidiana que precise realizar".

No es solo un episodio de maltrato el que relata el Ministerio Público en su escrito, ya que recoge que el procesado durante los 17 años de relación con su pareja la agredió en numerosas ocasiones tanto física como verbalmente, hasta el punto de apaga cigarrillos en sus manos, y todo ello en presencia de sus dos hijos.

Ella ya le había denunciado en 2016 cuando también la cogió por el cuello y su hijo mayor tuvo que salir del domicilio pidiendo ayuda, aunque finalmente la causa quedó en sobreseimiento provisional ante la negativa de la denunciante a relatar lo sucedido ante el juzgado y solicitar el archivo.

Dos años después, el procesado volvió a agarrar por el cuello a su pareja en una discusión en la que ella le pidió que abandonara la casa y en la que se negó a que se llevara la bicicleta que ella estaba pagando.

Fue una vecina la que alertó a la policía de una agresión en un domicilio contiguo en el que residía una joven pareja con sus dos hijos. Cuando llegaron los agentes, detuvieron al marido y a ella la trasladaron para una primera evaluación y asistencia sanitaria.

En un primer momento, el facultativo de guardia le mandó medicación para hacer frente a lo que diagnosticó como un simple cuadro de ansiedad derivado de la pelea con su pareja por lo que tras prescibirle la medición correspondiente, se fue a su casa. Exteriormente, sólo presentaba algunos rasguños y arañazos.

La mujer declaró ante la jueza que su marido la había zarandeado y y empujado, pero no que hubiera recibido golpes, por lo que finalmente la responsable del juzgado ordenó la puesta en libertad del marido.

El mismo domingo, y horas más tarde de haber pasado por el médico, la mujer sufrió un desvanecimiento cuando paseaba con su madre por lo que tuvo que volvió a precisar asistencia sanitaria. Nuevamente, el médico determinó que lo que tenía era un cuadro de ansiedad y la envió a casa.

Al día siguiente la madre constató que su hija no reaccionaba en la cama por lo que avisó nuevamente al médico que ordena su traslado al Hospital de Linares. Es ya en el Hospital donde se deriva a la mujer al Complejo Hospitalario de Jaén y donde queda ingresada en la UCI como consecuencia de un trombo en la cabeza, según confirmaron en su momento fuentes policiales.

Tras llegar al juzgado la información con el cambio del cuadro clínico, se ordenó la detención de este hombre que ha permanecido en prisión preventiva desde el 17 de julio de 2018. El juicio es uno de los que quedó suspendido con la pandemia, pero que se ha reseñalado de forma urgente para el 2 de julio por la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén antes de que cumplan los dos años de prisión preventiva y así evitar que el procesado pueda quedar en libertad a la espera del juicio.

El caso supuso una gran conmoción en Linares donde a través de las redes sociales se convocó una concentración contra la violencia machista. La mujer es muy conocida en Linares donde regentaba un céntrico establecimiento de chucherías y golosinas.

PENAS

El Ministerio Fiscal ha calificado los hechos como un delito de maltrato habitual, otro de maltrato y uno de lesiones graves por inutilidad de miembro principal, pérdida de un sentido y grave deformidad. Por todos ellos le reclama al procesado 16 años de prisión.

Además, pide la inhabilitación del acusado durante 20 años para la patria potestad, así como 20 años de alejamiento y prohibición de comunicado con la víctima y sus dos hijos.

En lo que respecta a la responsabilidad civil, la Fiscalía le reclama 901.000 euros para la víctima por los daños, secuelas y días de hospitalización, al tiempo que le reclama otros 100.000 euros para los dos hijos por el daño moral.

Contador

Para leer más