Actualizado 03/10/2007 20:43 CET

Granada.- El Ayuntamiento de Alhendín critica la "grave irregularidad" del PP al obviar las advertencias de Defensa

GRANADA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Alhendín (Granada) consideró hoy que las actuaciones cometidas por los responsables del anterior Gobierno municipal (PP) en relación a la urbanización Novosur son "de extrema gravedad", al haber obviado las advertencias del Ministerio de Defensa de que este proyecto urbanístico se encontraba en "la zona de seguridad de la Base Militar de Armilla".

El alcalde de Alhendín, Miguel Ángel Gamarra (PSOE), aseguró que en la actualidad el Consistorio "está revisando los registros de entrada de todos los documentos relacionados con la citada base y la información relativa a la urbanización Novosur para esclarecer las actuaciones que se llevaron a cabo en torno a este asunto".

Así, Gamarra consideró en un comunicado "irresponsable" a los miembros del anterior equipo de Gobierno, después de que el diario 'Ideal' publicase hoy que Defensa avisó de que podía demoler los pisos que permitió el Ayuntamiento. En opinión del regidor los 'populares' obviaron trámites obligatorios, como remitir los informes al Ministerio de Defensa para su aprobación, "jugando con la seguridad de los ciudadanos y con el futuro de miles de familias".

El alcalde de Alhendín calificó de "vergonzosa" la actuación de los responsables del PP en el municipio, "al que han dejado en una situación muy complicada", e indicó que, sin duda, este asunto tendrá consecuencias jurídicas "graves" para aquellas personas que han antepuesto los intereses urbanísticos y económicos al cumplimiento de la ley.

"Desde el Ayuntamiento deseamos que esto se solucione favorablemente tanto para los ciudadanos, como para el municipio", afirmó Gamarra, quien insistió en la delicadeza del asunto al existir un proceso judicial abierto y añadió que el consistorio se ajustará en todo momento a la legalidad.

En esta supuesta trama de corrupción urbanística hay más de una docena de imputados, si bien los más destacados son el que fuera alcalde del municipio José Guerrero y el ex edil de Urbanismo Manuel Fernández, además de los nueve empresarios imputados. Todos los que ya han declarado negaron los cargos que se le atribuyen ante el juez y manifestaron haber actuado conforme a la "legalidad".