8 de abril de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 14:38:51 +00:00 CET

Granada.- Sierra Nevada inicia mañana la temporada en una fecha histórica con 30 kilómetros de pistas

GRANADA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La estación de esquí de Sierra Nevada inicia mañana la temporada en una fecha histórica, ya que nunca antes había podido abrir sus puertas en un temprano 15 de noviembre, y además en unas condiciones óptimas para los amantes de la nieve, con alrededor de 30 kilómetros esquiables con una cota mínima de 20 centímetros y una máxima de 50 de nieve polvo.

El buen tiempo es otro de los factores que, salvo imprevistos, acompañará a los primeros esquiadores de la temporada. Se prevén cielos poco nubosos durante todo el fin de semana con vientos del noreste flojos a moderados. En Pradollano la temperatura oscilará desde -1 grado de mínima hasta los 5, mientras que en Borreguiles irá desde los -3 a los 4, según informó Cetursa, la empresa que gestiona la estación, en una nota.

Las intensas nevadas caídas en las últimas semanas han obligado a intensificar los trabajos de acondicionamiento de pistas. Para ello, Cetursa cuenta con un equipo de 'pisteros', cuyo trabajo es vital para el funcionamiento de la estación. Se trata de sesenta personas encargadas pisar la nieve, balizar las pistas o poner medidas de seguridad, entre otros trabajos. Hay que resaltar esta última tarea ya que, es imposible garantizar la seguridad fuera de pistas.

Pisar una pista es un trabajo imprescindible para su buen funcionamiento. Mediante este proceso, se elimina más de un 50 por ciento del aire que hay en la nieve, permitiendo que cientos de esquiadores puedan bajar durante toda la jornada. De lo contrario, tan sólo los primeros deportistas del día podrían hacerlo.

Para ello, los 'pisteros' cuentan con la última tecnología del sector, como las máquinas pisa pistas, que, con un puesto de mando que recuerda al de un helicóptero, cuenta con 520 cv de potencia y faros de xenon, imprescindibles para realizar los trabajos nocturnos, y con un cable de arrastre para pisar pistas de difícil acceso y altos porcentajes de desnivel.