Publicado 06/01/2016 14:34CET

La jornada continua de la construcción se alargará en 2016 del 20 de junio al 26 de agosto a 7 horas diarias

CÓRDOBA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos y patronal han firmado los calendarios laborales del sector de la construcción en Córdoba para 2016, con una jornada continua que se alargará del 20 de junio al 26 de agosto, durante el cual la jornada será de siete horas diarias.

En un comunicado, el Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CCOO ha apuntado que la firma de los calendarios laborales, conlleva también la del sector de los derivados del cemento para este nuevo año y por el que se establecen los días festivos y la jornada continuada de verano para ambos sectores.

Así, en la construcción, la jornada continuada será del 20 de junio al 26 de agosto, ambos inclusive, periodo durante el cual la jornada será de siete horas diarias. También se contempla una jornada reducida de seis horas para el lunes, martes y miércoles de Semana Santa, así como dos días no laborables, uno por la feria de cada localidad y otro el 31 de octubre.

A estos hay que sumar los festivos nacionales, autonómicos y locales, es decir, 1 y 6 de enero; 29 de febrero (Día de Andalucía); Jueves y Viernes Santo; 2 de mayo (Día del Trabajo); 15 de agosto; 12 de octubre; 1 de noviembre, y 6, 8 y 26 de diciembre. En el caso de Córdoba capital, 8 de septiembre y 24 de octubre.

Por otra parte, y por lo que respecta al sector de derivados del cemento, la jornada continuada de siete horas se establece entre el 13 de junio y el 2 de septiembre y al igual que en la construcción, lunes, martes y miércoles de Semana Santa la jornada se reducirá a seis horas y 20 minutos. También se contempla un día no laborable por la feria de cada localidad. El resto de festivos se corresponden con los nacionales, autonómicos y locales mencionados.

El sindicato provincial ha animado a los trabajadores de ambos sectores "a cumplir y hacer cumplir la jornada laboral pactada" y, "muy especialmente", la jornada continuada de verano, ya que ésta tiene una función preventiva evitando la exposición de los trabajadores a las altas temperaturas que se dan durante los meses estivales y que cada año provocan accidentes por golpes de calor, lipotimias, desvanecimientos, o problemas dermatológicos.