Publicado 10/02/2015 18:44CET

El juez pide documentos al Reina Sofía tras una denuncia por la muerte de un varón con 'klebsiella'

CÓRDOBA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba ha acordado solicitar al Hospital Reina Sofía una serie de documentos tras abrir diligencias de investigación a raíz de la última querella de una familia por la muerte de un varón, de 63 años de edad, en el citado hospital en enero de 2014, que "se infectó" con la denominada bacteria 'Klebsiella Pneumoniae'.

Según recoge el auto, al que ha tenido acceso Europa Press y que admite a trámite la querella, el juez solicita copia de la historia clínica completa del paciente; la copia exacta de "todos y cada uno de los consentimientos informados, debidamente suscritos, en su caso", por el paciente y los facultativos que los presentaron, durante toda la estancia del hombre en el Hospital.

Igualmente, pide copia y/o informes sobre los protocolos personalizados de vigilancia y control de las infecciones, entre ellas la 'Klebsiella Pneumoniae multirresistente' que "contrajo en el Hospital durante su ingreso", por la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

También, solicita copia y/o informe del protocolo o guía establecida en el Hospital para la prevención y evitación de infecciones intrahospitalarias, como la 'Klebsiella Pneumoniae' o el 'Staphyloccocus aereus' indicando "desde qué fecha están implantados y los medios o vías de implementación, vigilancia y control que se ejecutan para su verificación real en los profesionales que allí trabajan, los demás enfermos y las personas que acuden como visitantes".

Además, reclama las copias de todas las hojas del laboratorio donde se reflejan los resultados de la aplicación de los protocolos concretos de control de lavado de manos, bacteriológicos, de muestra de estadística estudiada y periodicidad de dichos controles, realizados en dicho hospital en el periodo del 1 de diciembre de 2013 hasta 24 de enero de 2014.

Por otra parte, libra oficio al Instituto de Medicina Legal para que un médico forense realice un informe para "determinar si la actuación médica ha sido contraria a las exigencias" derivadas de la práctica médica.

"CAUSA-EFECTO"

En concreto, la familia cordobesa que ha presentado la querella y una reclamación de indemnización de 300.000 euros por daños y perjuicios tras la muerte del familiar en el hospital en enero de 2014, considera que la infección por la denominada bacteria 'Klebsiella Pneumoniae' supuso "una causa-efecto" para el fallecimiento, junto con "el mal tratamiento recibido".

Así lo expuso en su momento el abogado de la familia, Federico Medina, junto a varios familiares del fallecido, al tiempo que detalló que el hombre "podía haber superado perfectamente la enfermedad que padecía, que se concentraba en un problema cardiovascular, porque tenía implantada una prótesis mecánica metálica, una válvula en la aorta y en la mitral".

Sin embargo, cree que "no supieron afrontar el problema, y aún admitiendo que cumplieron un cierto protocolo, no hicieron un seguimiento del efecto que conlleva que con una simple prueba hubiese evitado la situación", de manera que apunta que "todo fue a peor y se concentraron una serie de resultados de mal funcionamiento del organismo", por los que hubo que intervenir quirúrgicamente para "limpiar la válvula".

De este modo, indicó que a mediados de enero de 2014 fue operado de nuevo porque "todo iba mal" y a tal efecto opina que "se les fue de las manos el cambio de medicamento y la suspensión del sintrom", de manera que asevera que esto último supuso "el 50 por ciento de la causa de la muerte, el mal tratamiento dispensado".

No obstante, están "convencidos de que en una de las intervenciones, bien en el quirófano o en reanimación, fue infectado por la bacteria 'Klebsiella' y otras dos bacterias más". Así, recordó que la bacteria 'Klebsiella' es "multirresistente, no tiene tratamiento efectivo y terminó con la vida del hombre".

En este sentido, apuntaron que "había estado sometido a un colapso de las válvulas por coágulos, a dos intervenciones quirúrgicas para limpiarlas y para colmo la infección de 'Klebsiella'", motivo por el que apuntan que fue "una relación causa-efecto que produjo la muerte".

TERCERA QUERELLA ADMITIDA

Por todo ello, pidieron que se investigue "qué ha ocurrido de forma concienzuda" y que "se sepa si existen o no protocolos y si se han cumplido o no", tras este caso en el que presentan una querella contra determinados responsables de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del citado centro hospitalario, contra el jefe del Servicio de Prevención y contra el antiguo director gerente en el momento de ocurrir los hechos, el actual director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda.

Al respecto, explicaron que interponen la querella como consecuencia del tratamiento médico recibido por el varón cuando estuvo ingresado en el hospital "en diversas ocasiones, a partir de noviembre de 2013, donde se infectó de la bacteria 'klebsiella', que hizo que empeorara progresivamente de las dolencias que padecía y que también se derivaron en parte del mal tratamiento recibido". Todo ello, agregaron, "junto con la falta de protocolo de vigilancia y control hospitalario de dicha bacteria y que finalmente produjo su muerte el 24 de enero de 2014, con la edad de 63 años".

Cabe destacar que esta supone la tercera querella admitida a trámite relacionada con la muerte de pacientes con la bacteria 'Klebsiella' en el citado centro hospitalario. Las dos anteriores fueron sobre una recién nacida y un varón de 70 años y en ambos casos se instruyen las correspondientes diligencias. Mientras, la 'Asociación de Afectados por la Bacteria Klebsiella' prevé personarse como parte en los distintos casos.

Para leer más