Marín, sobre Chaves y Zarrías en el caso de Cárnicas Molina: "Pensaban que tenían impunidad y que el cortijo era suyo"

Publicado 03/12/2019 19:49:34CET
El vicepresidente de la Junta de la Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en una imagen de archivo.
El vicepresidente de la Junta de la Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en una imagen de archivo. - EUROPA PRESS

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local y líder de Ciudadanos (Cs) Andalucía, Juan Marín, ha reprochado que había personas en los anteriores gobiernos socialistas que pensaban que "tenían impunidad, que el cortijo era suyo y que aquí no pasaba nada", pero frente a esto ha destacado que "la justicia existe y ahora casualmente, muchos años sin aparecer, alguien entrega el expediente" sobre el convenio que el Gobierno andaluz firmó con la empresa Cárnicas Molina a la que concedió un ERE, un caso en el que Fiscalía Anticorrupción ha pedido imputar al expresidente de la Junta Manuel Chaves y el exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías en una de las piezas separadas del caso ERE.

En una entrevista concedida a la cadena Ser Andalucía, recogida por Europa Press, el vicepresidente de la Junta ha detallado que el 21 de enero de este año, un día antes de que se constituyera el nuevo Gobierno andaluz" de PP-A y Ciudadanos (Cs), "aparecieron documentos" al respecto y el 23 de enero se puso en conocimiento de la Fiscalía que "hoy lo pasa a trámite".

"Se concedieron ayudas a empresas y ha habido muchas irregularidades. Demuestra que es el inicio de los ERE. Pensaban que tenían impunidad, que el cortijo era suyo y aquí no pasaba nada. Pero la justicia existe y ahora, casualmente muchos años sin aparecer, alguien entrega ese expediente", ha explicado Marín.

Preguntado sobre si los mandatarios del PSOE se han quedado sin discurso tras la sentencia del caso de los ERE, el vicepresidente de la Junta ha subrayado que esta sentencia ha supuesto "un mazazo tremendo" para los socialistas, aunque sus dirigentes "no han asumido responsabilidades", incluso ha afeado que dijeran que "no era un caso del PSOE". "Es un caso de los gobiernos socialistas en Andalucía y dos señores que han gobernado 23 años en Andalucía", ha señalado.

Así, ha negado que se tratara de prácticas individuales y ha hecho hincapié en que "se ha estado robando el dinero de los parados con una trama dentro de la Administración por responsables políticos". En este sentido, ha destacado que la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, "no tiene ninguna fuerza ética para seguir". "Tiene que explicar quién dio la orden de retirar la Junta como acusación particular en la pieza política del caso de los ERE, por qué pidió el archivo de la causa", ha señalado.

Marín ha advertido de que esta herencia de los gobiernos socialista está frenando el trabajo de muchas Consejerías, como Empleo, Hacienda o Economía, que dedican "la mitad de su personal" a reintegros, al caso de los ERE o de la Faffe. "Sus proyectos al final se ven frenados y no podemos llevar el ritmo que deberíamos llevar si hubiéramos heredado una administración limpia de casos judiciales tan densos como este de los ERE", ha apuntado.

"Con más de 2.000 causas abiertas de reclamaciones a la Junta, es un lastre enorme. Llevamos pagados 740 millones en sentencias como Nevada o Metro de Sevilla", ha detallado para lamentar "la mancha y la imagen que está dando Andalucía en un momento de convergencia". "Prácticamente eso paraliza tres patas del Gobierno --Empleo, Economía y Hacienda--. El daño es monumental", ha afirmado.

Cuestionado sobre el número de dimisiones en los diez meses de Gobierno andaluz, el vicepresidente ha advertido de que "habrá muchas más y no es de extrañar" porque "o tienen una oferta mejor o no cumplen con los objetivos planteados y se relevan". "Si algunos piensan que esto es una crisis, ya les anuncio que va a haber muchas crisis a lo largo de la legislatura", ha adelantado.

A ADELANTE Y AL PSOE-A: "VUELVAN A LA SENDA DEL ENTENDIMIENTO"

En cuanto a las condiciones que Vox estableció para aprobar los presupuestos andaluces, Marín ha manifestado que se trata de "sacar adelante unos presupuestos y para eso hay que alcanzar acuerdos entre grupos parlamentarios, que tienen estrategias", de manera que Vox, finalmente, ha sido "útil" para el conjunto de la sociedad apoyando unos presupuestos "por una cuestión ideológica --teléfono de violencia intrafamiliar-- que no ha afectado realmente a la vida de los ciudadanos".

En detalles, ha explicado que se trata de una línea que cuesta entre 3.000 y 4.000 euros y, "en contra de los que otros creían, se ha visto que no hemos eliminado el teléfono de violencia de género, ni derogar la Ley de violencia de género". "La realidad es que hay que negociar unos presupuestos e invito a Adelante Andalucía y al PSOE-A, de los que hemos aprobado enmiendas sin que ellos hayan aprobado los presupuestos, que vuelvan a la senda del entendimiento y no a la confrontación permanente.

Sobre las reivindicaciones de Andalucía una vez se conforme el Gobierno nacional, el vicepresidente de la Junta ha llamado a poner en marcha una ley de financiación autonómica para que poder ofrecer "unos servicios en las mismas condiciones que otras comunidades". Ha recordado que la actual ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, llevó esta misma reivindicación al Ejecutivo nacional cuando era consejera del ramo, pero una vez en el cargo el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no accedió a esto.

Marín ha destacado el "cambio político" en Andalucía tras 37 años con los resultados de las elecciones del 2 de diciembre de 2018, con la entró "una forma diferente de entender la gestión de lo público". "Me recuerda un momento histórico que pude compartir con muchas personas, como Albert Rivera --exlíder nacional de Cs--, que hoy ya no está al frente del partido y al cual me gustaría dedicarle este año de trabajo", ha señalado.

Contador