Opositores docentes, a la espera de un informe de viabilidad jurídica para denunciar el proceso por irregularidades

Examen, oposiciones
JUNTA DE ANDALUCÍA
Publicado 01/10/2018 16:39:36CET

SEVILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unas 150 personas agrupadas en la Plataforma Oposiciones Docentes Justas se encuentran a la espera de un informe de viabilidad jurídica, una vez publicadas en boletín oficial las calificaciones finales del último proceso de oposición a los cuerpos docentes de Secundaria, Formación Profesional (FP), Idiomas y Artes Plásticas y Diseño de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, para proceder a una demanda contra lo que consideran irregularidades en el proceso.

La portavoz del colectivo, Patricia Núñez, ha manifestado a Europa Press que, una vez concluido el trámite de reclamar a Educación el expediente --en este paso es cuando se instó a esperar a la publicación oficial de las notas-- y acudir al Defensor del Pueblo Andaluz, y a la espera de la contestación de éste último, los interesados han entablado contacto con su representación jurídica para articular la acusación y la viabilidad del proceso.

"Hay que recoger opiniones entre todos, pero prácticamente vamos a una", ha señalado Núñez, que dice al respecto que la decisión de interponer acciones judiciales "está prácticamente tomada", si bien a nivel de colectivo aún hay que definir la viabilidad de las mismas tras la redacción de informes sobre la "falta de transparencia" del proceso general y los casos particulares.

Entre las irregularidades se menciona que no se han publicado las plantillas de corrección de los tribunales ni los criterios de calificación, así como la existencia de "tribunales de evaluación que no permitieron utilizar materiales que venían recogidos como obligatorios/necesarios".

Núñez ha asegurado que los que se plantearon la posibilidad del recurso fueron muchos ya que "centenares de opositores --interinos y nuevos aspirantes-- se vieron sorprendidos por las calificaciones extremadamente bajas". "En la mayoría de los casos no concordaban con la sensación de satisfacción tras las pruebas teóricas y prácticas", ha argumentado Núñez, que lo ha ejemplificado señalando que hubo "doctorados a los que les cayó el tema del temario relacionado con su tesis, lo desarrollaron a la perfección y han suspendido".

Sin embargo, según ha relatado, muchos desistieron al tratarse de la posibilidad de "ir a juicio" con la administración enfrente y con tener que "poner dinero". En su opinión, esto provoca "miedo a todo un proceso contra la administración y a que no sepas si al final va a tener una resolución positiva o si va tardar años".