Paro.- Sindicatos, empresarios y partidos políticos consideran "insuficiente" la bajada del paro en la provincia

Publicado 02/06/2015 18:42:13CET

JAÉN, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos, empresarios y partidos políticos han coincidido en valorar como "insuficiente" la reducción del desempleo en 338 personas en la provincia durante el pasado mes de mayo y han pedido acciones cuyo objetivo prioritario sea la creación de nuevos de puestos de trabajo con los que llegar a los 67.114 desempleados de Jaén.

Para el secretario provincial de la UGT, Manuel Salazar, la creación de "empleo digno debe ser el principal de los objetivos de nuestros dirigentes políticos, ahora que están en pleno debate de renovación y constitución de entes locales y provinciales". En esta misma línea se ha pronunciado el Secretario de Empleo de CCOO Jaén, Francisco Cantero, que ha dicho que "no es momento de valoraciones triunfantes porque esta bajada del paro no supone ningún tipo de respiro para la población trabajadora de la provincia, ya que la crisis continúa".

Cantero ha denunciado el "progresivo deterioro" de las condiciones laborales y salariales y la "brutal" pérdida de derechos laborales y sociales. "El poco dinamismo en la creación de empleo que se aprecia, lejos de ir corrigiendo desequilibrios estructurales nos dirige a un modelo laboral que prima la precarización y la desprotección social".

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Jaén considera "totalmente insuficiente" el descenso del paro en Jaén. Para el CSIF se trata de un descenso "que es coyuntural y no estructural". Además, ha alertado de "las condiciones de precariedad e inestabilidad en la que se crea el empleo en la provincia".

También la Confederación de Empresarios de Jaén (CEJ) se ha pronunciado considerando que los datos son "insuficientes para invertir la tendencia de un mercado laboral con alarmantes cifras de desempleados que una vez más sitúa a la provincia como la única, tras Ceuta, que no mejora sus registros respecto a hace un año". La CEJ insiste en que el mercado laboral provincial permanece "inalterable ante los signos de recuperación económica". Los empresarios han pedido "responsabilidad y coherencia para que los intereses políticos no se antepongan a cuestiones de máximo interés ciudadano y social como la creación de empleo".

En el plano político, el diputado socialista Felipe Sicilia ha lamentado que los datos del paro en la provincia de Jaén "evidencien nuevamente la parálisis del mercado de trabajo y la total ausencia de medidas para paliarla por parte del Gobierno de España". Sicilia ve "inaguantable" que la provincia se mantenga estancada por encima de los 67.000 parados una vez que finalizó la campaña de la aceituna. "El Gobierno ha condenado a Jaén a permanecer en el limbo de los 67.000 parados".

"Acumulamos cuatro meses prácticamente con la misma cifra de parados, el Gobierno de España continúa sin tomar una sola medida y el PP Jaén sigue mirando hacia otro lado, como si este asunto no fuese con ellos. Eso sí, para Extremadura, Canarias y la provincia de Cádiz no ha habido ningún problema en aprobar planes e inversiones especiales", reprocha.

Por su parte, el popular Gabino Puche ha lamentado una vez más, que la Junta de Andalucía "continúe sin tomar ninguna medida para abordar la tasa de desempleo y critica que, de la misma forma, la provincia de Jaén sea la tercera provincia andaluza en la que menos baja el desempleo con tan sólo 338 desempleados menos".

"Una bajada del 0,50 por ciento que resulta insignificante al lado de otras provincias españolas". Por ello, Gabino Puche ha vuelto a insistir en que "las políticas de empleo corresponden de forma única y exclusiva a la Junta de Andalucía quedando demostrado que en la provincia Jaén siguen siendo nefastas".

Por último, IU ha exigido al Gobierno central y autonómico "medidas extraordinarias para esta provincia" como la reindustrialización del eje La Carolina, Bailén, Linares y Andujar; una Ley Integral de Agricultura que proteja de forma efectiva al medio rural y a sus trabajadores; unos mínimos vitales de luz y de agua para aquellas personas que no pueden atender a sus necesidades mas vitales; el fomento del empleo; y más oportunidades para los jóvenes.