Publicado 17/03/2021 14:15CET

A prisión tras ser sorprendido en Granada con una furgoneta con cerca de 100 kilos de marihuana envasada

Furgoneta interceptada con marihuana
Furgoneta interceptada con marihuana - POLICÍA NACIONAL

GRANADA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de un varón de 48 años detenido por la Policía Nacional en Granada como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, tras ser sorprendido mientras conducía una furgoneta con cerca de 100 kilos de cogollos y picadura de marihuana envasados al vacío, la cual "acababa de ser cargada".

El detenido, de nacionalidad española y con numerosos antecedentes, se disponía a abandonar la zona norte de la ciudad, y la autoridad judicial ha decretado su ingreso en prisión, según ha informado la Policía Nacional en una nota.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes especializados en la lucha contra el tráfico de drogas de la Policía Nacional de Granada, y culminó con el establecimiento de un dispositivo de vigilancia en la zona norte de la ciudad el pasado 9 de marzo, tras tener conocimiento de una posible venta a gran escala de marihuana, presumiblemente para ser exportada al extranjero.

De esta forma, al comienzo de la tarde, los agentes localizaron una furgoneta de gran capacidad que circulaba de forma errática por una de las principales avenidas del distrito norte de Granada hasta alcanzar una zona de aparcamiento cercana a un bloque de pisos, lugar donde fue estacionada y cargada rápidamente por varios jóvenes que portaban hasta once bolsos, de tamaño considerable y color negro que depositaron en su interior. Seguidamente el conductor habría iniciado la marcha para "salir de la zona por el mismo camino utilizado a la ida", siendo interceptado por los agentes tan sólo unos instantes después.

El conductor de la furgoneta fue identificado, resultando ser este varón de 48 años, al cual le constan más de 20 detenciones, efectuadas por distintos cuerpos policiales, en relación con múltiples delitos cometidos en distintas provincias, algunos de ellos relacionados con el tráfico de drogas. Tras comprobar el tipo de carga de la furgoneta el conductor fue detenido y trasladado hasta dependencias policiales.

El registro del vehículo utilizado, un modelo de gran capacidad con apariencia de furgoneta de reparto de un local de comida rápida, según la rotulación exterior, dio como resultado el hallazgo de 11 bolsos de tela de color negro. En cada uno de ellos, excepto dos, se encontraron seis bolsas de plástico termoselladas con un peso superior a los 9 Kilos cada una, conteniendo cogollos de marihuana. En otro de los bolsos negros sólo había tres bolsas, con un peso total cercano a los cinco kilos.

Finalmente, en el último bolso, se localizaron 7,5 kilos de picadura de marihuana en una única bolsa de plástico, también termosellada. La suma de los cogollos y la picadura de marihuana aprehendida alcanzó una cifra cercana a los 100 kilos.