El programa de cría de lince en cautividad prepara la temporada reproductora con 23 parejas

Lince
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2017 17:32:48 CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El programa de conservación 'Ex Situ' del lince ibérico en España y Portugal, para la cría en cautividad de esta especie protegida, se encuentra en proceso de preparación de la temporada reproductora de 2018, que contará con un total de 23 parejas teniendo en cuenta el espacio disponible en cada uno de los centros de cría y una vez proyectadas las liberaciones de ejemplares a través de los diferentes programas de reintroducción.

Según los datos consultados por Europa Press, las parejas se reparten de tal modo que un total de seis están en el centro de El Acebuche, otras seis en La Olivilla, cinco en Silves (Portugal), cinco en Zarza de Granadilla y uno en el Zoobotánico de Jerez. A este número habría que sumarle una o dos hembras en el CNRLI de Silves con las que se va a intentar esta temporada reproductora su inseminación artificial, con el objetivo de seguir aprendiendo con esta técnica de reproducción.

Es por ello que los centros de cría se encuentran actualmente trabajando en la socialización de aquellos ejemplares a emparejar, con el objetivo que a finales de año estén todas las parejas establecidas, debido a que el celo de estos animales se suele producir durante los meses de enero y febrero, con la bajada fuerte de las temperaturas.

La socialización previa de los ejemplares a emparejar es muy importante antes de realizar su unión, con el objeto de minimizar posibles peleas cuando ambos ejemplares compartan campeo, por lo que es esencial en estas semanas un trabajo coordinado entre videovigilantes, cuidadores y veterinarios.

La temporada de reproducción de 2017 se saldó con un total de 45 ejemplares nacidos --con un total de 23 parejas reproductoras, la previsión de nacimiento era de una cantidad de entre 29 y 41 cachorros--. El último parto se produjo el 19 de mayo en el centro de cría de El Acebuche, donde 'Homer' parió a dos cachorros. Se trató de un parto tardío, ya que la mayoría de los alumbramientos se producen entre los meses de marzo y abril: esto se debe a que 'Homer' entró en un segundo celo al no haberse quedado gestante en el primero.