Publicado 14/08/2020 13:31:30 +02:00CET

El PSOE-A acusa a la Junta de actuar con las residencias de mayores "a impulsos presionada por las quejas"

Soledad Pérez.
Soledad Pérez. - EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación del Grupo Parlamentario Socialista andaluz, Soledad Pérez, ha acusado este viernes al gobierno de la Junta de Andalucía de actuar con las residencias de mayores y las medidas frente a la expansión del coronavirus "a impulsos presionado por las quejas de colectivos, el temor de las personas mayores y las denuncias de las centrales sindicales y grupos de la oposición", y llegan, a su juicio, "tarde y mal".

En una rueda de prensa en Córdoba, la socialista ha aseverado que las medidas son "un nuevo anuncio de autobombo", porque "el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) lo único que contempla son medidas que ya existían, ya estaban anunciadas", y considera que "son insuficientes, porque no garantizan la seguridad de las personas mayores en las residencias".

Al respecto, cree que "se le ha olvidado a Moreno que el 40% de las personas que han muerto del Covid vivían en una residencia de personas mayores", a lo que ha añadido que "el 'todo controlado' de Bendodo esconde una gran mentira", puesto que ha cuestionado "qué pasó este jueves en la residencia pública del Zapillo en Almería, que es de la Junta y tiene 47 personas afectadas por Covid".

"¿Qué ocurre en las residencias públicas de la Junta?", se ha preguntado Pérez, quien ha señalado que "han tapado que 19 personas fallecieron en las 14 residencias públicas de la Junta durante el Covid".

Según ha resaltado, "las nuevas medidas que anuncian a bombo y platillo no permiten el aislamiento de las personas mayores, no se establecen medidas para el traslado de las personas mayores a los centros sanitarios", por lo que "no se responde si se va a garantizar que las personas mayores contagiadas y enfermas puedan trasladarse a un centro hospitalario". "¿Seguirán muriendo las personas en las residencias de mayores, habiendo camas vacías en hospitales?", ha cuestionado.

Tras recomendar a la Junta "aprender de sus errores y olvidarse del autobombo", Pérez ha defendido las propuestas del PSOE, que "cuentan con el voto negativo de las tres derechas", como la realización de pruebas PCR semanales, "con carácter preventivo" y "no cuando existen positivos"; "más personal sanitario de verdad en los centros residenciales", y equipos de protección individual, entre otras.

Además, ha apuntado que "se anuncia que se suspenderán las visitas y salidas de los centros, pero sólo donde hay brotes, no de los centros en los municipios que ya hay positivos", de ahí que haya dicho "si esperan a que haya un brote en una residencia para suspender las visitas y salidas". También, ha afirmado que "en ningún sitio se escucha de la asistencia del sistema sanitario público a las residencias".

En definitiva, Pérez ha declarado que "el autobombo es peligroso" y ha apostillado que ante el acto del PP este viernes en Almería con el presidente de la Junta y de PP andaluz, Juanma Moreno, y el presidente del PP, Pablo Casado, "Moreno se podría pasar por la residencia del Zapillo, que es de titularidad de la Junta, e interesarse por sus empleados y las personas contagiadas".

LA VUELTA AL COLE

En relación con la vuelta a los colegios, Pérez ha comentado que "se ha anunciado que la Junta activará a 2.500 enfermeros y la gran pregunta es si activar significa contratar o van a activar una línea telefónica", algo que "no queda nada claro", ha subrayado.

De este modo, ha preguntado "si van a contratar a 2.500 enfermeros para los 7.000 colegios" o "se va a sobrecargar más la Atención Primaria" y "se va a seguir con las mentiras", ha advertido, para remarcar que "en modo alguno se garantiza la vuelta segura a los colegios".

Y sobre el anuncio en el cambio de comunicación sobre los datos de brotes, la socialista ha criticado "la política de la avestruz, porque el mejor brote es el que no se cuenta", de manera que ha censurado "la pasividad, la falta de información y de transparencia", porque "sólo una vez por semana habrá información de los brotes", de ahí que haya pedido que "se rectifique de forma inmediata".

LA DEPENDENCIA

Por otra parte, la parlamentaria socialista ha criticado "la ineficacia" de la Junta en la gestión de la dependencia por los datos "terribles" de los seis primeros meses del año, dado que "las personas atendidas han bajado en 2.302 menos que a 31 de diciembre de 2019", al tiempo que "la lista de espera es de 116.000 personas, con 69.000 valoradas y 47.000 personas sin estar valoradas".

En este sentido, ha asegurado que "tardarían seis años desde la Junta para dar respuesta sólo a las personas que ya tienen derecho" a la dependencia. Asimismo, ha citado que "ha habido 6.408 personas fallecidas en estos seis meses esperando", a la vez que "hay 1.358 plazas menos cubiertas en centros de día y en residencias".

En relación con la provincia de Córdoba, ha indicado que la lista de espera es de 12.488 personas, con "5.075 pendientes de valorar y 7.413 personas ya valoradas, pero sin recursos", al tiempo que "se atiende a 183 personas menos que hace seis meses", ha lamentado.

Por tanto, la socialista ha enfatizado que "es una ley incumplida permanentemente por la Junta, sin aprobarse las medidas valoradas en el Parlamento".