Publicado 02/06/2020 13:42:56 +02:00CET

PSOE-A recoge el "malestar" del comercio minorista contra la "liberalización salvaje" que achaca a la Junta

Videoconferencia de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, con Comercio Andaluz.
Videoconferencia de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, con Comercio Andaluz. - PSOE-A

SEVILLA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha mantenido este martes junto al portavoz socialista de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad en el Parlamento andaluz, Javier Carnero, un encuentro telemático con representantes de la Confederación Comercio Andalucía, quienes han trasladado su "malestar" con la Junta por "no tener ninguna sensibilidad con el comercio minorista andaluz y pretender una liberalización salvaje de este sector económico que obligará a echar el cierre a muchos autónomos y pymes".

En este encuentro, los comerciantes andaluces han acusado a la Junta de Andalucía de "haber aprobado una modificación de la Ley de Comercio Interior que va a poner en peligro la supervivencia del comercio de cercanía, que permite a las grandes superficies que abran un mayor número de días festivos al año, lo que va a perjudicar al pequeño comercio que no va a poder competir en igualdad de condiciones", según explica el PSOE-A en una nota.

Tanto el PSOE de Andalucía como Comercio Andalucía han estado de acuerdo en "denunciar que el Gobierno andaluz actúa reiteradamente sin consenso ni diálogo, como ha ocurrido con esta modificación de la Ley de Comercio Interior que se ha producido con alevosía y nocturnidad, sin escuchar la opinión del sector del pequeño comercio".

Así, han remarcado que "existía un consenso por el equilibrio entre formatos comerciales, que ahora se ha roto, para la defensa del empleo estable y para proteger el derecho de las personas consumidoras y usuarias de Andalucía a elegir dónde comprar".

Según han trasladado al PSOE de Andalucía, los comerciantes andaluces creen que "el comercio minorista vive una auténtica encrucijada, en la que muchos establecimientos están en la tesitura de no saber si van a volver a abrir, si van a tener que hacerlo para volver a cerrar, o van a tener que hacerlo paulatinamente".

Así, en el encuentro se ha destacado la "nula intención" por parte del Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) de "articular las medidas necesarias para reflotar el sector del comercio de proximidad en Andalucía, gravemente dañado por la crisis del 2008 y la del Covid-19", además de "demostrar un profundo desconocimiento sobre la situación que están atravesando y su apuesta por un panorama comercial en el que las grandes empresas y multinacionales campen a su antojo", según han destacado.

Por último, Comercio Andalucía ha trasladado al PSOE andaluz su "enorme preocupación por los miles de trabajadores afectados", ya que en el sector del comercio en la comunidad trabajan 428.000 personas, lo que representa el 23% del total, de forma que uno de cada cuatro andaluces trabajan en el sector comercial, con una presencia femenina de casi un 60%, 140.000 empresas --30% del total de las empresas andaluzas--; 170.000 establecimientos comerciales; y el 11,5% del PIB andaluz.

Además, han solicitado "el apoyo para los Centros Comerciales Abiertos que piden regresar, al menos, a los niveles de ayudas existentes anteriores a la llegada del gobierno actual". Por eso, el Grupo Socialista preguntará por este asunto al Ejecutivo andaluz en el próximo pleno del Parlamento.

El PSOE-A, que ha respaldado "cada una de las reivindicaciones y quejas del sector", ha destacado que "las nuevas recetas no pueden ser las de la libertad de horarios", y ha criticado que "la Junta de Andalucía emite señales peligrosas de querer abandonar al pequeño comercio a su suerte".