Sindicatos cifran en un 50% el seguimiento de la huelga de hostelería, que la patronal ve "inexistente"

Actualizado 05/07/2015 7:37:14 CET

GRANADA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT afirman que el seguimiento de la tercera jornada de huelga en el sector de la hostelería en Granada ha sido similar al del miércoles, aunque algo "menor" debido a las "presiones" de los empresarios y al "esfuerzo económico" que conlleva para los trabajadores secundar estos paros.

La Federación de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada no está de acuerdo con la repercusión del paro a la que aluden los sindicatos, que cifran el seguimiento en un 50 por ciento --un 30 por ciento en la capital y un 60 en la costa--, y asegura que es "inexistente", pues el sector está con sus plantillas a pleno rendimiento.

El secretario de la Federación, Antonio García, ha detallado a Europa Press que la próxima semana se reunirá el Consejo de este organismo para fijar los pasos a seguir.

Por su parte, el responsable de Hostelería en UGT Granada, Francisco Jiménez, ha señalado a Europa Press que este jueves se había convocado una nueva reunión en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla), pero los empresarios "no han querido ir", tras haber decidido que negociarán en la semana del 22 al 26 de septiembre.

"Encima nos amenazan con que empezarán a negociar desde cero", ha lamentado Jiménez, que acusa a la patronal de querer "desregularizar" el sector para que las condiciones de los trabajadores sean "más precarias" y obtener "mayor beneficio".

El responsable de Hostelería de UGT mantiene que hay muchos trabajadores cuya economía "no puede aguantar" tres jornadas de huelga que suponen un descenso de una media de 300 euros en sus nóminas.

A ello se suma que la patronal "está presionado" para que las plantillas no secunden las movilizaciones, lo que favorece que "la gente se esté descolgando".

NUEVAS MOVILIZACIONES

CCOO y UGT han anunciado que el próximo lunes por la tarde se celebrará una asamblea de delegados para decidir las nuevas movilizaciones en la Hostelería, una vez terminados los paros que se habían convocado en el sector.

Es previsible que dichas movilizaciones se extiendan durante lo que queda de vigencia del actual convenio, hasta el 31 de diciembre de 2014, incluyendo el periodo de apertura de la estación de esquí de Sierra Nevada.

Los representantes sindicales reiteran su disposición a seguir negociando, si se les convoca finalmente el 22 de septiembre, para llegar a un acuerdo que ponga fin a este conflicto, pero recuerdan que hay puntos que no son negociables: la reducción de derechos laborales y la pérdida de ultraactividad del convenio.

Ambos sindicatos han hecho un llamamiento a la Junta para que conmine a los empresarios de la Hostelería de Granada a que se sienten a negociar un convenio digno para los 15.000 trabajadores del sector.

Sobre este conflicto también se ha pronunciado la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien ha señalado a los periodistas que "todo lo que se reivindique tiene que tener una negociación", aludiendo a la "vital importancia" de este sector" y afirmando que "en lo que podamos aportar desde el punto de vista positivo ahí estaremos", aunque esta cuestión no sea competencia del Gobierno.