Actualizado 15/04/2020 11:57:47 +00:00 CET

Tres detenidos en Granada por desobediencia grave a agentes cuando incumplían el confinamiento

Agentes de la Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL-ARCHIVO

GRANADA, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a tres personas en Güéjar Sierra, Moraleda de Zafayona y Pulianas (Granada) como presuntos autores de un delito de desobediencia grave a agentes de la autoridad cuando incumplían el estado de alarma.

Uno de ellos ha sido investigado judicialmente como presunto autor de un delito de atentado después de que intentara atropellar a un agente en un control de carretera.

La Guardia Civil tratar de asegurar cada día que se cumpla lo dispuesto en el real decreto que declara el estado de alarma, que limita la libre circulación de las personas, salvo en determinadas excepciones, y denuncia a aquellas que lo incumplen; pero hay situaciones en que la actitud de los ciudadanos o los hechos trascienden la infracción administrativa y pasan a ser delitos, según informa en una nota el Instituto Armado.

Es el caso de un conocido delincuente de Güéjar Sierra de 49 años que el pasado 8 de abril por la tarde se encontraba consumiendo alcohol y marihuana con otros vecinos en la calle. La Policía Local los sorprendió y solicitó el apoyo de la Guardia Civil para proceder contra ellos.

Cuando llegó la patrulla se identificaron y denunciaron a todos los que estaban allí y se les conminó a que se fueran a sus casas; pero uno de ellos desafió a los agentes y se negó a marcharse, y además azuzó a su perro y mordió a uno de ellos en el brazo, por lo que fue detenido.

La segunda detención ocurrió durante la madrugada del 9 de abril en el kilómetro 205 de la A-92, en el término municipal de Moraleda de Zafayona, donde la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia estaba realizando un control de carretera y el detenido, al llegar al punto de identificación, en lugar de frenar aceleró y el guardia civil que pretendía identificarlo tuvo que saltar a la mediana de la autovía para evitar ser atropellado.

El conductor, un joven de 28 años, fue detenido por un presunto delito de atentado a agente de la autoridad y por un delito de desobediencia grave.

La última detención tuvo lugar el pasado 13 de abril. La Guardia Civil sorprendió en el aparcamiento de un conocido centro comercial del municipio de Pulianas a un vecino de Atarfe de 47 años al que ya había denunciado en cinco ocasiones anteriores por no respetar el confinamiento. En esta ocasión no fue denunciado sino detenido como presunto autor de un delito de desobediencia grave.