El tribunal de los ERE pide a los imputados adecuar su conducta a la solemnidad del juicio

El presidente del tribunal de los ERE, Juan Antonio Calle, llega a la Audiencia
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Actualizado 21/03/2018 12:18:15 CET

SEVILLA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del tribunal, el magistrado Juan Antonio Calle, ha abierto este miércoles la vigésimo séptima sesión del juicio contra los 22 ex altos cargos de la Junta por el procedimiento específico por el que se concedían las ayudas sociolaborales y a empresas en el marco de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos instando a los imputados a adecuar su conducta a la solemnidad del acto que se está celebrando para evitar llamarles la atención, después de que este martes pidiera al exconsejero de Innovación Francisco Vallejo sentarse bien.

   El magistrado ha señalado que decidir la culpabilidad de una persona "no es ninguna broma ni tontería", pidiendo a los investigados acompasar y adecuar su conducta a la solemnidad del juicio. En este sentido, el presidente del tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla que juzga a los ex altos cargos de la Junta ha indicado que "el estrado de los letrados no es una banqueta para apoyar los pies".

   Así, ha explicado que este martes, durante la celebración de la vista oral, llamó la atención a Vallejo por tener "las piernas extendidas, cruzadas y los pies sobre el estrado", una postura propia de "un acto lúdico pero no de un juicio".

   Por ello, ha solicitado a los investigados "adecuar su comportamiento y postura" al acto que se celebra para evitar llamarles la atención. Tras esta declaración del presidente del tribunal, la sesión de este miércoles ha continuado con la declaración del ex director general de la agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) Jacinto Cañete.

LA DEFENSA DE VALLEJO NIEGA ACTITUD "IRRESPETUOSA"

   Precisamente, una vez ha concluido el interrogatorio de la defensa de Cañete y antes del receso, la abogada de Vallejo, Encarnación Molino, ha aclarado al tribunal de la Sala que la actitud de su representado no es "irrespetuosa" o porque crea estar "en un acto lúdico", sino porque padece una hernia de disco y tras más de tres horas sentado se encuentra "dolorido y con molestias". Por último, ha insistido en que la del exconsejero "no es una actitud irrespetuosa".

   Tras el receso, es el turno para la declaración del exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, para el que la Fiscalía pide diez años de inhabilitación por prevaricación.

II ENCUENTRO ECONÓMICO-ASEGURADOR 'FUTURO ECONÓMICO Y TENDENCIAS DEL SECTOR ASEGURADOR' EL VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 9:00H. EN EL AUDITORIO RAFAEL DEL PINO.