UPA aboga por unos precios justos en la próxima campaña de aceituna de mesa en Andalucía

Aceitunas.
Archivo
Publicado 29/08/2018 12:36:39CET

SEVILLA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos en Andalucía (UPA-A) ha considerado este miércoles que "no se debería vender la aceituna de verdeo por debajo de los costes de producción pese a los movimientos especulativos que ya se están produciendo".

En un comunicado, ha destacado que Andalucía es líder mundial en producción de aceituna de mesa, con una producción en la campaña pasada de 442.572 toneladas y ha representado el 80 por ciento de la producción nacional total, siendo las principales variedades hojiblanca, manzanilla y gordal, aunque "en la campaña que comienza se prevé una bajada en las producciones debido a la sequía de finales de 2017 con efectos que se verán a lo largo de esta campaña, así como las consecuencias de la vecería, muy acusada en variedades como la Gordal".

Estos factores, según ha indicado, demuestran la importancia del sector en Andalucía, donde se presenta "un futuro de mercado y producción globales en los que la oferta y la demanda comienzan a desigualarse y en un contexto en el que los vaivenes en los precios son frecuentes".

"La opacidad en la formación de precios a lo largo de la cadena de comercialización hace que el productor no cubra los costes de producción que asume, que están en torno a un euro el kilo de aceituna", ha explicado UPA.

Mientras tanto, según ha añadido, "el consumidor paga unos ocho euros por un kilo de aceituna transformada en el terminal de venta" y "en estas circunstancias adversas las explotaciones familiares son las que sufren en mayor medida estos problemas".

A juicio de UPA-A, el sector productor "debe hacerse un hueco cada vez más importante" en el envasado, comercialización y distribución de sus producciones para "asegurarse el valor añadido de estas operaciones" y llegar al precio justo.

Desde UPA-A han considerado que también hay otras medidas por las que se debe luchar como "llevar a cabo una verdadera vertebración del sector, trabajando por la mejora de los canales de comercialización de la aceituna de mesa y apoyando y promoviendo la creación de estructuras que permitan la concentración de la oferta" y refuercen la "postura negociadora de los productores frente al reducido número de agentes de compra".

Se ha de seguir trabajando de la mano de la interprofesional haciendo promoción, investigación e innovación, ha defendido la organización agraria para la que se deben "aprovechar estas estructuras y otras nuevas para conseguir un mejor posicionamiento de nuestros productos en el mercado mundial".

PROMOCIÓN EN LA UE

Es "imprescindible que se trabaje decididamente en la promoción tanto nacional como en la UE y en terceros países". Es necesario luchar por "revalorizar la aceituna de mesa como producto sano, de calidad y beneficioso para el medio ambiente", han argumentado desde UPA-A.

Así, sería "muy conveniente la aplicación de Denominaciones de Origen Protegido o Indicaciones Geográficas Protegidas" que distingan y preserven "las producciones de otras similares que no tengan los estándares de calidad de los que conforman UPA-A".

La legislación sobre mejora de la cadena del sector agroalimentario "debe suponer un cambio en la formación de precios del sector, de manera que permita que el productor reciba unos precios justos, por encima de los costes de producción". Este marco legal "debe velar por que se equilibren los márgenes comerciales de toda la cadena de valor".

En su opinión, una forma de salvaguardar esa equidad "sería la implantación de contratos tipo de manera generalizada y que aseguren unos precios mínimos ligados a los costes de producción".

La "tremenda desigualdad existente entre el precio en origen con respecto al de destino", ha motivado desde hace tiempo a UPA a "reclamar precios justos con la introducción de otras medidas como el doble etiquetado o la formulación de alternativas para la eliminación de excedentes vía ayudas de los programas operativos de las OPFH (Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas)".