Actualizado 17/12/2013 22:13

Zapatero defiende la apuesta por la equidad en la Educación y por las políticas sociales que representa el PSOE

Díaz y Zapatero, entre Muñoz Machado y el presidente de Covap
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN DELGADO VIZCAÍNO

POZOBLANCO (CÓRDOBA), 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido este viernes la apuesta por la "equidad" y la "igualdad de oportunidades" en la Educación y también por las políticas sociales, en general, que representa su partido, el PSOE, destacando que un ejemplo de ello se observa en Andalucía.

Rodríguez Zapatero, quien ha clausurado en Pozoblanco (Córdoba) las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, a las que, precisamente, ha asistido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha explicado que "hay dos maneras de entender la educación, una que prima la equidad y la cohesión y otra que prima el factor de la excelencia". Esa es, según ha señalado, la diferencia entre PSOE y PP, y el primero, según ha destacado intenta "dar más oportunidades al mayor número de alumnos posible, para que nadie se quede atrás".

El expresidente, quien ha participado en una conversación sobre las instituciones de España y Europa con el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense y académico de número de la Real Academia Española de la Lengua y de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Santiago Muñoz Machado, ha señalado que, para el PSOE, es "fundamental el esfuerzo de integración y de convivencia en la escuela" y el resultado que ello ha tenido es que en España "no hay brotes preocupantes de xenofobia, como estamos viendo en otros países, incluso en países ricos".

Para Zapatero, esto demuestra que hay diferencias en materia educativa importantes entre PSOE y PP, "en materia de religión", por ejemplo, confesando el expresidente en este punto que no entiende por qué el PP "ha eliminado Educación para la Ciudadanía", cuando esta asignatura "son valores y principios democráticos".

Zapatero, quien defendió la utilidad que tuvo en su momento del Plan E, a la vez que justificó las posteriores "difíciles medidas de ajuste" que tuvo que tomar "para intentar evitar que España fuese rescatada", ha señalado también el hecho de que ahora en España hay una universidad por cada provincia y en algunas más, lo cual es una muestra de como, en materia de acceso a la educación "las diferencias se han estrechado extraordinariamente" entre las comunidades autónomas. A lo cual hay que sumar que "con las becas se ha logrado la equidad y la igualdad de oportunidades" y, en esa situación, según ha reconocido, "es muy difícil la excelencia", por la que apuesta el PP, para una minoría.

En cualquier caso, Zapatero también ha dicho que echa en falta "la capacidad de llegar a grandes acuerdos políticos", pues, después del "esfuerzo hecho en la transición, que fue pacífica, ejemplar y limpia ante el mundo, parece que ahí se agotó la capacidad de llegar a grandes acuerdos, y hacen falta", aunque ha aclarado que no hay porque reformar la Constitución, pero sí se pueden reformar leyes, ya que "los grandes acuerdos le vendrían muy bien a este país" en diversas materias.

Sin embargo, por otro lado, entiende que "el mapa autonómico es irreversible", opinando que "nadie va a modificar la división de 17 comunidades y dos ciudades autónomas", añadiendo que "en política hay que hacer los máximos esfuerzos posibles para mantener el vínculo entre instituciones y ciudadanos".

POLÍTICAS SOCIALES

En cuanto a los recortes que están sufriendo las políticas sociales, Zapatero ha recordado que "el Estado del Bienestar se empieza a construir en los 80, mientras en Europa llevaban 40 años haciéndolo, y España dio el salto que no dio ningún país en este campo", por ejemplo en el ámbito de la Sanidad pública, a lo que se une que "el Estado de las Autonomías ha aportado equidad e igualdad en las grandes políticas sociales, con la asistencia universal".

Además, según ha señalado, "se ha puesto en pie un sistema de pensiones que garantiza una pensión incluso a quien no ha contribuido en su vida laboral", aunque ahora, como ocurre con las políticas sociales, se están viendo afectadas por recortes que, en opinión del expresidente, "se pueden revertir", ya que "con dos puntos y medio de PIB que recuperemos en ingresos se puede recuperar lo perdido del Estado del Bienestar y consolidar algunas cosas".

Así, ha afirmado que "esta crisis es muy extraordinaria", porque tuvo como origen "la crisis financiera global", y porque, para Europa, es la primera crisis económica "con una moneda común", lo cual "ha creado un escenario muy complejo" y, aún así, según ha insistido, "se puede recuperar el Estado del Bienestar", pero, según ha subrayado, "lo que hay que recuperar es el empleo" y, para ello, al margen de ser necesario que Alemania "cambie el paso" y deje de imponer políticas de austeridad, también es preciso "que no se pierda la confianza en la democracia", apuntando, por último, que "hay que consolidar las instituciones democráticas".