Actualizado 23/09/2015 17:56 CET

El Camino de Guía de Camas cambia su alumbrado por farolas fotovoltaicas

Camino Guia de Camas que recibirá fondos del Supera
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE CAMAS

SEVILLA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los trabajos para la reposición del nuevo alumbrado en el Camino de Guía de Camas, que es el viario que conecta las barriadas de La Extremeña y El Carambolo, comenzará en pocos días, con el apoyo de los fondos provenientes del Plan Supera de la Diputación de Sevilla.

En un comunicado, el Ayuntamiento camero explica que en este lugar se van a incorporar farolas fotovoltaicas con iluminación tipo led con el propósito de mejorar la iluminación de la zona mediante un sistema que supone un ahorro energético y que, además, reduce la contaminación lumínica y, por ende, las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Por lo tanto, la actuación en sí va a consistir en la dotación de alumbrado mediante farolas autónomas fotovoltaicas, luminarias y equipos de alto rendimiento y muy bajo consumo en el Camino de Guía. Con la incorporación de este nuevo alumbrado público se pretende evitar la "inseguridad" de las personas que transiten por la zona, conseguir el mantenimiento de la iluminación una vez restablecida al utilizar como fuente la energía solar sin necesidad de un cableado "que pueda ser robado", así como el uso de una energía limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Las obras para la reposición del nuevo alumbrado público en el Camino de Guía, que en un principio comenzarán el lunes, se desarrollarán durante tres semanas por lo que en ese periodo estará cortado el acceso al citado viario. Se trata de un proyecto impulsado por la delegación de Mantenimiento de la Ciudad del Ayuntamiento de Camas, que está enmarcado dentro del Plan Supera de la Diputación de Sevilla y con una inversión, según el precio de licitación, de 71.995 euros.

La decisión de utilizar este tipo de iluminación, al margen del interés principal por reducir la contaminación lumínica y el cuidado con el medio ambiente, ha sido por los constantes robos de cableado y los diferentes actos vandálicos que han impedido que la zona tuviera un alumbrado público aceptable. De esta manera, se ha optado por una solución que abogue por el ahorro energético, el uso de una energía limpia y la posibilidad de tener un sistema de iluminación sin necesidad de la instalación de cableado.