Diputación cede 27 kilómetros de carreteras provinciales a El Ejido, Huércal-Overa y Níjar

Gabriel Amat, junto a Esperanza Pérez, Francisco Góngora y Domingo Fernández.
DIPUTACIÓN DE ALMERÍA
Actualizado 05/11/2018 14:52:02 CET

ALMERÍA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Almería ha hecho efectiva la cesión de un total de 27 kilómetros de carreteras provinciales a los y los ayuntamientos de El Ejido, Huércal-Overa y Níjar, con el objetivo de que los tres municipios puedan beneficiarse del Plan de Adecuación de Carreteras del antiguo Iryda.

Este lunes, el presidente de la Diputación de Almería, Gabriel Amat, y los alcaldes de El Ejido, Huércal-Overa y Níjar, Francisco Góngora, Domingo Fernández y Esperanza Pérez, han firmado en el Palacio Provincial, según han revelado en un comunicado, los convenios de colaboración para la cesión de la titularidad provincial de las vías.

Se trata de diferentes tramos de cuatro carreteras que discurren por los tres municipios: la AL-3118, entre la AL-3108 y la AL-3106, por Pueblo Blanco, en Níjar; la AL-3307, desde la N-340 en Vícar a la N-340 en el Ejido, a través de la barriada Cuatro Puertas de La Mojonera; la AL-8107, entre la A-350R a la AL-9108, por el Saltador, en Huércal-Overa; y la AL-9108, desde la N-340a en Huércal-Overa a la AL-8107 por San Francisco.

Entre las estipulaciones de este convenio, se encuentra la asunción por parte de los ayuntamientos beneficiarios de la titularidad de estas vías y el consiguiente mantenimiento de los más de 27 kilómetros de carreteras cedidos. Así, Níjar contaría con nueve kilómetros nuevos de vía en cinco tramos; El Ejido, con cinco; y Huércal-Overa, con algo más de trece kilómetros divididos en las dos vías anteriormente mencionadas.

La firma convierte a los tres consistorios en beneficiarios del Plan de Adecuación de los Antiguos Caminos del Iryda, que les permitirá acceder a los 2,6 millones de euros que le corresponden para poder ejecutar obras de mejora a lo largo y ancho de estas carreteras.

Este plan, puesto en marcha por la Diputación de Almería este año, está financiado al cien por cien con fondos propios, por lo que los municipios beneficiarios no tendrán que aportar ni un solo euro para la puesta a punto de las vías. Así, Huércal-Overa recibirá 1.300.000 euros, Níjar podrá beneficiarse de 878.500 euros de inversión y El Ejido contará con más de 503.000 euros de ayuda.

En total, la Diputación Provincial va a invertir en cuatro municipios de la provincia, ya que a estos tres se suma Roquetas de Mar, que firmó el pasado verano el convenio de colaboración, un total de 3.665.400 euros que permitirán mejorar 37 kilómetros de carreteras provinciales y generarán 3.000 jornales.

Amat ha explicado que con este plan de inversión la Diputación de Almería está dando respuesta a una necesidad histórica, ya que se trata de "carreteras muy importantes para los municipios y con estas ayudas van a poder ejecutarse unas obras que van a dar servicio a vecinos, trabajadores y turistas que circulan por ellas".

El alcalde de El Ejido ha explicado que "el Ayuntamiento va a sumar inversiones para eliminar el riesgo que existe ante el cruce de ramblas y para realizar pasos a distinto nivel" en la carretera cedida por la Diputación, para que "los arrastres y avenidas de agua dejen de afectar a la circulación".

En Huércal-Overa, el regidor ha destacado que los convenios firmados resuelven la propiedad jurídica de las vías afectadas, en las que se va a "mejorar la anchura de la carretera de El Saltador y se va a construir un carril ciclo-peatonal que ha tenido una gran aceptación entre los vecinos".

Por último, la alcaldesa de Níjar ha agradecido a la Diputación Provincial el "hacer posible que la carretera de Pueblo Blanco y Atochares sea una realidad", ya que se trata de una vía que "tenía cierto mantenimiento, pero necesitaba de actuación tan importante como la que se va a llevar a cabo con esta inversión".