Actualizado 01/08/2009 21:00 CET

Unas 15 familias han ocupado ya pisos en el Polígono Sur, según los vecinos, que hablan de "calma tensa"

SEVILLA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El número de familias pertenecientes al colectivo de chabolistas de Tablada --exiliadas del Polígono Sur de Sevilla a raíz de la muerte de un joven de 17 años que falleció como consecuencia de una bala perdida proporcionada en un enfrentamiento-- que habrían roto las barreras de las viviendas abandonadas y posteriormente precintadas por la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio sería ya de unas 15, en un ambiente que los vecinos definen como de "calma tensa".

Así lo indicó a Europa Press el presidente de la asociación de vecinos 'Martínez Montañés', Rafael Pertegal, que recalcó la gran cantidad de efectivos policiales presentes en la zona desde que en el día de ayer una parte de los exiliados comenzara a irrumpir en las viviendas públicas.

Pertegal fue claro al señalar que los familiares del joven fallecido "no van a permitir que vuelvan todos" y que, por ello, la "intranquilidad" existe en el barrio, donde la gente se encuentra "a la expectativa". "Parece que no se les puede reubicar en ningún sitio", abundó.

El dirigente vecinal hizo hincapié en la muerte del bebé de 25 días de vida fallecido hace tres días en el hospital Virgen del Rocío, diciendo que su muerte quizá podía haberse "evitado" de haber regresado su madre con los abuelos de la criatura a un piso de Las Tres Mil Viviendas que le habían concedido el pasado 30 de junio.