Acampados pro Gaza de la Universidad de Sevilla ocupan el decanato de Filología y anuncian un "encierro indefinido"

Estudiantes encerrados dentro del decanato de Filología
Estudiantes encerrados dentro del decanato de Filología - ESTUDIANTES PRO GAZA EN EL DECANATO DE FILOLOGÍA
Actualizado: lunes, 10 junio 2024 20:25

El Rectorado notifica a las facultades el cierre de los accesos porque habrían "bloqueado pasillos con mobiliario sacado de aulas"

   SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

   Un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla vinculados a la acampada instalada en el exterior del Rectorado de la institución, en demanda del cese de la ofensiva del Ejército de Israel en la Franja de Gaza, donde las tropas israelíes han causado miles y miles de muertes en respuesta al ataque inicial del grupo terrorista Hamás con más de mil hebreos muertos en territorio israelí; ha ocupado la mañana de este lunes las dependencias del Decanato de la Facultad de Filología.

    Este colectivo de alumnos expone que con esta acción incrementa su "presión" al equipo rectoral de la Universidad, al considerar "insuficientes" las medidas adoptadas por la institución académica con relación a las acciones militares de Israel en la Franja de Gaza contra el grupo terrorista Hamas, causando la muertes de miles y miles de civiles, más de 37.000 según los últimos cálculos de las autoridades locales.

    En concreto, el claustro de la US, merced a lo aprobado por la Conferencia de Rectores de España (CRUE), ha suspendido temporalmente las actividades del convenio de intercambio académico, científico y cultural con la Universidad Ben-Gurion de Negev, así como las actividades de movilidad con la Technion-Israel Institute of Technology y las correspondientes a los tres proyectos de investigación actualmente vigentes de programas europeos con las universidades israelís incluidas, hasta que las mismas no muestren "un firme compromiso con la paz y el cumplimiento del derecho internacional humanitario".

LAS MEDIDAS DE LA US

   Además, la US anunciaba un plan de acción de ayudas para alojamiento, comida y seguros, entre otras cuestiones, para miembros palestinos de la comunidad universitaria; así como ayudas de apoyo a las universidades palestinas y un proyecto para mejorar las capacidades de las universidades para la resolución efectiva de conflictos y la reconciliación, mediante el desarrollo de programas educativos integrados e iniciativas de investigación que se alineen con los desafíos y necesidades únicas de estas regiones con las universidades Arab American University y Hebron University.

    Frente a ello, el colectivo de movilizados, que ya protagonizó el pasado 27 de mayo una protesta con motivo de una sesión del claustro de la US, acusando a la institución académica incluso de "patrocinar" los "asesinatos" de civiles de las tropas de Israel; expone que la suspensión de relaciones aprobada por el órgano de gobierno de la Hispalense "carece de criterios claros y no garantiza una interrupción duradera de los vínculos académicos" con Israel.

   Además, el colectivo asegura que los responsables de la institución no habrían respondido a "dos correos" remitidos por el colectivo "solicitando una audiencia con motivo de trasladarles las reivindicaciones"; entre las que figura que el rector, Miguel Ángel Castro, use el término "genocidio" a la hora de aludir al asunto y actuar respecto a las "relaciones con empresas y entidades financieras patrocinadoras del genocidio como el banco Santander", banco este que entre sus acciones financieras de ámbito mundial ha aportado dinero para empresas de la industria militar que han vendido productos bélicos a Israel, además de a otros muchos países como la propia España.

"CESE DE CUALQUIER VÍNCULO"

   "Exigimos el cese definitivo de cualquier vínculo institucional de la US con universidades israelíes y empresas privadas que financien la violencia contra la población palestina. Ocupamos el rectorado para forzar la rector a romper su silencio", señala este grupo de alumnos en su comunicado.

   Del mismo modo, estos estudiantes acusan a los vigilantes de seguridad de la US movilizados ante esta situación como responsables de la seguridad del recinto y a los agentes de la Policía Nacional destacados para identificarles, con quienes habrían trabado físicamente, de agredirles; acusando en paralelo a trabajadores de la Universidad de haberles "ridiculizado" al conminarles a abandonar estas dependencias del decanato, donde aseguran que han permitido que el decano accediese a su propio despacho para recoger su ordenador de trabajo y que no han causado afección a la única persona que en ese momento se encontraba trabajando en su interior.

   Así, aseguran que esta ocupación y encierro se mantendrá de manera "indefinida hasta conseguir un avance tangible" en sus reivindicaciones.

   En este marco, los equipos docentes de las facultades de Filología y Geografía e Historia, ubicadas en el edificio del Rectorado, ya han sido informados, mediante una notificación oficial este lunes, de que el Rectorado ha tomado la decisión esta misma tarde de cerrar el acceso al edificio, por la actuación de este grupo de estudiantes que habría "bloqueado los pasillos con mobiliario sacado de las aulas", permaneciendo en las dependencias del decanato de Filología y en "algunas zonas de la planta alta, lo que ha obligado al desalojo del edificio", tal como se destaca en el escrito remitido, según apuntan fuentes universitarias a Europa Press.

Contador