La avioneta que se estrelló en Vélez hacía giros de 360 grados y cayó casi en vertical

Actualizado 17/12/2013 20:55:23 CET
Actualizado 17/12/2013 20:55:23 CET

La avioneta que se estrelló en Vélez hacía giros de 360 grados y cayó casi en vertical

Dos muertos

Avioneta accidentada cerca del aeropuerto de Vélez-Málaga
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La avioneta que se estrelló el 16 de agosto cerca del aeródromo de la Axarquía, en Vélez-Málaga (Málaga), y en cuyo accidente fallecieron sus dos ocupantes, realizaba dos giros acrobáticos de 360 grados e impactó contra el suelo con una trayectoria prácticamente vertical, según recoge el informe provisional elaborado por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) del Ministerio de Fomento.

   La aeronave, Yakovlev-52, estaba pilotada por su propietario, el empresario granadino Francisco Javier Fernández Corral, quien efectuaba un vuelo local de demostración a un amigo.

   Según indica el informe de Fomento, adelantado este martes por el grupo Vocento, el piloto había presentado desde el aeródromo de La Axarquía un plan de vuelo a la torre de control de Málaga y aproximadamente a los 20 minutos del vuelo comunicó por radio su intención de regresar y efectuar unas pasadas sobre la pista.

   La información recogida indica que la aeronave realizó dos giros de 360 grados, conocidos como toneles, en la zona asignada para el vuelo acrobático al noroeste de la pista. En el transcurso del último de ellos la aeronave entró en "una actitud de vuelo descontrolado con descenso muy pronunciado".

   De ese modo, la avioneta impactó contra el suelo "prácticamente con trayectoria vertical, una actitud de ligero morro abajo y un ligero alabeo a la derecha" a 500 metros al noroeste de la pista, sobre la estructura metálica y de cables de un antiguo invernadero en el que ahora se cultivan mangos.

   La Ciaiac también señala que el piloto fue encontrado sin signos vitales y el acompañante rescatado con heridas de gravedad que no permitieron su supervivencia más allá de 24 horas; mientras que la aeronave sufrió roturas importantes que hacen considerarla destruida.