El Ayuntamiento cede a Emvisesa suelos para su primer proyecto de "alojamientos cooperativos"

Publicado 24/05/2019 18:13:45CET

SEVILLA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, reunida este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado una concesión demanial a favor de Emvisesa respecto a la parcela municipal S-1 de San Jerónimo-Alamillo, con el fin de que la empresa pública de la vivienda desarrolle su primer proyecto de alojamientos cooperativos. Emvisesa ya está trabajando en el que será el primer proyecto piloto de una serie de tres relacionados con alojamientos cooperativos, concretamente en sus modalidades cohousing y coliving.

Este primer proyecto a desarrollar en la parcela concedida estará dedicado al envejecimiento activo, siguiendo un modelo de promoción pública y gestión mixta. Emvisesa, según el Ayuntamiento, va a hacer uso de un suelo de interés público y social (SIPS) para promover un edificio de tres plantas con 189 alojamientos compartidos para coliving y cohousing en el barrio de San Jerónimo-Alamillo, a escasos metros del Centro de Recursos Avanzados Empresariales (CREA).

La promoción permitirá la convivencia de personas mayores que tengan en común experiencia en el mundo empresarial y de los negocios. De ese modo podrán ofrecer asesoramiento y compartir experiencias con otros residentes interesados en el emprendimiento.

A este primer proyecto piloto de alojamientos cooperativos seguirá un segundo a desarrollar en un SIPS destinado a uso genérico que será de promoción y gestión mixta, y un tercero de uso residencial y promoción y gestión privada.

Adicionalmente, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Sevilla ha autorizado el uso de 500.000 euros adicionales para reforzar el Programa de Captación en Compra de Viviendas Vacías de Emvisesa, cuya primera campaña supuso la adquisición de 17 pisos, toda vez que el Ayuntamiento sostiene que mediante programas de colaboración con entidades financieras ha accedido a la propiedad de ocho viviendas más y otras 136 están pendientes de la firma de un convenio con la Fundación La Caixa, y mediante la permuta del solar municipal de Ramón Carande consiguió otras 63 viviendas vacías ya adjudicadas.