Actualizado 13/04/2007 15:59 CET

El Cabimer y el Virgen del Rocío trabajarán en la obtención de las primeras líneas celulares con preembriones andaluces

SEVILLA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) y la Unidad de Genética del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla trabajarán en el desarrollo y derivación de las primeras líneas celulares humanas obtenidas netamente en Andalucía, gracias a los preembriones sobrantes de las técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) que ha aplicado recientemente el responsable de la Unidad de Genética de este hospital sevillano, el doctor Guillermo Antiñolo, según anunció hoy el director del Cabimer, Bernat Soria.

A preguntas de los periodistas tras la presentación oficial del al investigador José Cibelli como nuevo asesor científico del Programa Andaluz de Terapia Celular y Medicina Regenerativa, Soria avanzó que este proyecto "ha sido ya aprobado por evaluadores externos" y precisó que, en este momento, "está pasando los trámites de la Comisión de Ética y del Comité de Preembiones de Andalucía".

Además, el también catedrático de Fisiología subrayó que para la consecución de las primeras líneas celulares obtenidas en Andalucía "disponemos ya de 18 embriones congelados y de buena calidad", si bien quiso dejar claro que una vez que este nuevo proyecto haya pasado los trámites andaluces, "tendrá que tener el visto bueno de la Comisión Nacional de Reproducción Asistida".

En concreto, estos embriones sobrantes se han obtenido de las técnicas de diagnóstico preimplantacional que el profesor Antiñolo ha venido realizando para seleccionar embriones libres de defectos genéticos para enfermedades monogénicas, entre ellas, Duchenne, fibrosis quística y Corea de Hungtinton, "aunque esperamos que se incorporen más patologías monogénicas y en cada caso se solicita el consentimiento informado".

Para ello, el grupo de Antiñolo ha obtenido la autorizaciones de las autoridades sanitarias del Gobierno central para aplicar estas técnicas. Si se logran estos objetivos, Andalucía sería la segunda comunidad autónomas, tras Valencia, en obtener líneas celulares humanas propias.