7 de abril de 2020
 
Actualizado 11/02/2010 18:05:20 +00:00 CET

Camas.-Un informe señala la "hipótesis" de que las voces de Pavón, Gaviño y Del Castillo estén en la grabación

SEVILLA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un informe elaborado por el área de Acústica del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil resuelve que "no es posible" realizar un cotejo sobre las pruebas de voz y las muestras atribuidas al empresario Eusebio Gaviño, uno de los cuatro imputados en la causa que sigue el Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla por el supuesto intento de soborno a la que fuera concejal no adscrita del Ayuntamiento de Camas Carmen Lobo. Para el resto de imputados, este informe fonético lingüístico señala que los resultados de los cotejos entre sus pruebas de voz y la grabación original son "más fáciles de observar" si se parte de la "hipótesis" de que se trata de las mismas personas y no de terceros.

El informe, recogido por Europa Press y finalizado el 11 de diciembre de 2009 por el área de Acústica del Departamento de Acústica e Imagen del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, sito en Madrid, recuerda el "informe parcial" fechado el 31 de marzo de 2009 y que resuelve la "imposibilidad" de realizar un cotejo de voz con "sistemas automáticos" sobre las "evidencias recibidas" --la grabación realizada por el ex militante de IU-CA Francisco Gordo con una conversación que contendría el supuesto intento de soborno--.

Por eso, el informe cosiste en un cotejo de voz fonético lingüístico entre la grabación original, como prueba "dubitada" y pruebas "indubitadas" realizadas ex profeso a los cuatro imputados; Antonio Enrique Fraile, entonces concejal del PP en el Ayuntamiento camero; José del Castillo, concejal adscrito al PA, el empresario Eusebio Gaviño, y el entonces alcalde y actual coordinador local de IU-CA, Agustín Pavón.

El informe concluye que "no es posible realizar un cotejo de voz" por lo que a las muestras atribuidas a Antonio Enrique Fraile se refiere, mientras en el caso de los restantes tres imputados, este informe fonético lingüístico resuelve que "los resultados de los análisis" realizados entre la grabación original y las pruebas de voz "indubitadas" son "más fáciles" de "observar si aceptamos como cierta la hipótesis de que han sido realizados por una misma persona que por una tercera persona con características lingüísticas similares".