Publicado 05/08/2021 11:06CET

La CES defiende el papel "fundamental" del turismo, asegura que se recuperará y pide un modelo "más selectivo"

Miguel Rus, presidente de la CES
Miguel Rus, presidente de la CES - CES

SEVILLA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Miguel Rus, ha defendido que el sector turístico "se seguirá recuperando" tras el desplome sufrido a cuenta de la pandemia de Covid-19 y "tiene que ser fundamental en el futuro, igual que lo ha sido" hasta la irrupción del virus, apostando eso sí por un turismo "más selectivo" a la búsqueda de viajeros "de mayor poder adquisitivo", al objeto de mejorar la calidad de la industria turística y del empleo.

En una entrevista con Europa Press, Miguel Rus ha evaluado la situación del sector turístico sevillano a cuenta de la irrupción de la pandemia de coronavirus Covid-19 y las restricciones implantadas desde marzo de 2020 para frenar la expansión del virus, unas medidas de especial impacto en este ámbito de actividad a cuenta del cierre de fronteras o los cierres perimetrales de regiones y ciudades, entre otros aspectos.

Fruto de ello, la provincia de Sevilla cerró el primer semestre de este año con un total de 502.407 viajeros alojados frente a los 1.803.395 viajeros contabilizados en el mismo periodo de 2019, último año completo previo a la pandemia, es decir menos de un tercio de los turistas recibidos durante el primer semestre de 2019.

EL GRAN AÑO TURÍSTICO DE SEVILLA

La pandemia irrumpió además después de que en 2019, Sevilla acogiese la cumbre anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés), la ceremonia de los Premios Goya o la entrega de los galardones europeos de la MTV, entre otros eventos de gran calado, alcanzando la ciudad hispalense un nuevo récord de 3,1 millones de turistas y 6,7 millones de pernoctaciones durante todo ese año previo al estallido de la pandemia.

Eso sí, el auge de la actividad turística, acompañado de un incremento del número de hoteles y de apartamentos turísticos, motivó advertencias de diferentes voces respecto a la "expulsión" de la población local del casco histórico o de otros barrios tradicionales como Triana al ser muchos inmuebles de tales zonas destinados al turismo, así como respecto a los riesgos del denominado "monocultivo" del turismo, es decir la excesiva concentración de las actividades en tal sector.

Siendo este ámbito de actividad especialmente castigado por la pandemia, Miguel Rus ha recordado que el sector turístico genera más del 15 por ciento del producto interior bruto (PIB) de Sevilla, con lo que constituye un sector "clave y fundamental para esta tierra", por lo que ha llamado a "no denostar" a esta actividad. En ese sentido, ha valorado el "éxito" logrado por Sevilla en este campo, fruto de la "gestión conjunta" de las administraciones y los empresarios y de la captación de eventos de "atracción mundial" como los ya citados.

"MANTENER" LA CAMPAÑA ESTIVAL

Así, ha augurado que el sector turístico sevillano "se seguirá recuperando" y ha defendido que los empresarios turísticos y las administraciones "están sabiendo adaptarse a la crudeza de la pandemia", para mantener la actividad, extremo que le ha llevado a apelar "a la responsabilidad de todos, especialmente de los jóvenes, para cumplir las prevenciones (frente al virus) y mantener" la campaña turística de verano con los consiguientes efectos en el empleo y en el empuje hacia la ansiada "recuperación" económica.

Y mientras antes de la pandemia también estaba sobre la mesa el denominado como turismo "de bajo coste" y las condiciones laborales ofertadas en el sector turístico, Miguel Rus ha defendido que desde tiempo atrás, la CES "ya reclamaba un turismo de calidad" frente a los modelos de masificación. "No queremos hablar de cantidad, sino de calidad, teniendo el poder adquisitivo y el gasto por turista como datos más importantes", ha enfatizado.

Mejor que "mucho turismo", según ha razonado, es necesario apostar por "menos turismo pero más selectivo, de mayor poder adquisitivo, con un valor añadido que generará mejor industria turística y mejor empleo", ha defendido Miguel Rus, insistiendo en que este sector "tiene que ser fundamental en el futuro, igual que lo ha sido".

A colación, ha avisado de que pese al peso del citado sector en el PIB, las administraciones no le dedican "ni el uno por ciento" de sus inversiones, por lo que ha reclamado mayores inversiones, advirtiendo de que aunque la provincia de Sevilla atesora 269 monumentos o espacios declarados bien de interés cultural (BIC) --entre los que figuran de propiedad pública y también privada--, "muchos de ellos no están puestos en valor ni están dentro del circuito" turístico.