Actualizado 25/06/2014 14:17 CET

Díaz apuesta por "minimizar" la reforma de Wert

Susana Díaz
Foto: EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA/archivo

Defiende que Andalucía, que cuenta con un "buen" sistema educativo, va "por el buen camino"

   SEVILLA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reivindicado la educación como "espina dorsal del Estado del Bienestar" y "factor clave" para alcanzar una sociedad más igualitaria y responsable y ha mostrado su compromiso con "minimizar" lo máximo posible en la comunidad la reforma educativa aprobada por el Ministerio de Educación que dirige José Ignacio Wert.

   Así lo ha dicho en el discurso que ha pronunciado al término de la entrega de los Premios al Mérito en la Educación que ha entregado este miércoles en el Palacio de San Telmo, donde han sido distinguidos con Medallas de Oro Pablo Pineda, Juana Dolores Laserna y María Araceli García y, con placas conmemorativas, el IES Zaidín-Vergeles de Granada, la Red Andaluza de Ecoescuelas y el Instituto de Teatro Clásico Grecolatino de Andalucía.

   Díaz ha agradecido a todos los premiados que hayan dedicado "lo mejor de su vida y de su profesión a la enseñanza" y ha insistido en que la educación es "imprescindible si queremos garantizar la convivencia ciudadana" y un elemento fundamental "por su capacidad de integración social".

   En su opinión, Andalucía cuenta en la actualidad con "jóvenes muy bien formados y cualificados y un sistema educativo que está entre los más equitativos y en la media de resultados de los países de la OCDE, incluso por encima de los esperados de acuerdo con el nivel socioeconómico y cultural de nuestra población".

   "Creo que es importante reivindicar estos logros. Insisto, tenemos un buen sistema educativo que ha logrado muchos éxitos y esto ha sido fundamentalmente gracias a la contribución de la educación pública, que es la única capaz de hacer llegar un modelo de calidad para todos sin exclusión", ha recalcado para subrayar su defensa de la escuela pública y para indicar que, aunque "siempre quedan cosas por hacer", en la comunidad andaluza "estamos en el camino correcto, en el buen camino".

   Es por eso que ha criticado la reforma educativa puesta en marcha por el Gobierno de la Nación, a la que acusa de "pretender dejar en el camino a cientos de niños y niñas". "Creemos que es una ley injusta, que fomenta la segregación y no defiende la igualdad de oportunidades. Y el Gobierno andaluz va a minimizar los efectos de la Lomce para que no deje a nadie en el camino", ha apostillado.

   En este sentido, ha defendido el "esfuerzo" que está realizando la Junta de Andalucía por mantener un sistema educativo que, "en un momento como este de escasos recursos", sigue apostando por la tecnología en las aulas y manteniendo una media de ordenadores por grupo que es "el doble del conjunto de España".

   También apuesta el Gobierno andaluz, según ha añadido la presidenta, por "proteger un sistema público de becas y ayudas que garantizan la igualdad en el ejercicio del derecho a la educación es uno de nuestros compromisos, garantizar la gratuidad de los estudios de bachillerato, FP inicial y enseñanzas artísticas profesionales, y por la prestación gratuita de los servicios de residencia escolar, de los libros de texto y del transporte escolar", entre otras medidas.

   "Porque es de justicia. Porque es nuestro compromiso, el de todos. Una realidad que nos quita el sueño, como también el desempleo, y en particular el desempleo juvenil", ha recalcado para recordar que Andalucía tampoco va a dejar de abrir más de medio centenar de centros escolares andaluces que van a ofrecer en verano comedor a más de 4.500 alumnos en las zonas donde más se necesita.

   Díaz ha asegurado que la "obligación" de la Junta es dar respuesta a estos problemas y garantizar la educación como "un derecho irrenunciable" que "es el mejor corrector de desequilibrios, el más eficaz, el más justo y el que garantiza la movilidad social". De ahí, que se haya comprometido a "defender siempre que ni la situación económica, ni el lugar donde se viva, ni el género sean obstáculos para el desarrollo integral de la persona".

   "Les garantizo que desde el Gobierno andaluz vamos a continuar apoyando sin fisuras la Educación pública y destacando a profesionales como ustedes. Porque como decía nuestra admirada Ana María Matute, que hoy nos ha dejado, 'el mundo hay que fabricárselo uno mismo, hay que crear peldaños que te suban, que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida, porque acaba siendo verdad'", ha dicho para concluir.

LOS PREMIADOS

   Segundos antes, no obstante, la presidenta dedicaba unas palabras a los premiados y destacaba que había sido el "sólido sistema educativo andaluz" el que ha posibilitado, por ejemplo, que uno de los premiados este miércoles, Pablo Pineda, sea el primer europeo con síndrome de Down que ha conseguido termine sus estudios universitarios.

   Tras agradecerle su esfuerzo y trabajo y considerarlo "todo un referente de superación personal y de la cultura del esfuerzo", Díaz también ha tenido palabras de admiración para los responsables de los centros de la Red Andaluza de Ecoescuelas, así como de la dirección de la Asociación de Teatro Grecolatino de Andalucía y del Instituto de Zaidín-Vergeles, de Granada.

   "Todos son un ejemplo de dedicación y un compromiso irrenunciable con la igualdad, la solidaridad y la libertad en la Educación", ha señalado para agradecer también a las Medallas de Oro María Araceli García Flores, del IES Felipe Solís de Villechenous de Cabra, Córdoba) y Juana Dolores Laserna, del IES Santa Teresa de Jaén, que hayan dedicado "toda su vida y su trayectoria docente a mejorar la escuela pública desde la integración de alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales".

   En nombre de todos los premiados en este acto, al que también ha acudido el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha tomado la palabra Pablo Pineda. El hoy maestro, actor y comunicador, ha pedido impulsar una "educación más inclusiva y democrática" que permita a todas las personas desarrollarse independientemente de sus circunstancias personales. También ha defendido la "cultura del esfuerzo pero no entendida como una competición, sino como disciplina".