Espadas cambiará el sistema de recogida de aceite y analiza responsabilidades

Actualizado 09/07/2015 18:00:28 CET

SEVILLA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado que acatará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula la cláusula del contrato del nuevo sistema de recogida de aceite usado implantado por el ya ex primer edil Juan Ignacio Zoido (PP) en el que obligaba a los hosteleros a entregarlo de manera gratuita.

Ante esto, Espadas ha advertido que el procedimiento "no fue correcto", por lo que cambiará el sistema y analizará la responsabilidad jurídica y económica que pueda tener el Ayuntamiento en el asunto respecto a la empresa que resultó adjudicataria en su momento.

En este sentido, cabe señalar que la sentencia del TSJA anula la cláusula del pliego de condiciones del citado contrato que hacía que los hosteleros tuvieran que entregar en exclusiva el aceite usado y de forma gratuita a la empresa Biouniversal Sl, adjudicataria del concurso convocado por Lipasam, una entrega por la que antes de este sistema los hosteleros cobraban tras negociar un precio con la empresa acreditada que ellos designaran.

Según la sentencia del TSJA, adelantada por El Mundo, "se impone a los productores de forma obligatoria el sistema sin motivación ni estudio de razones de eficiencia y eficacia de la gestión frente al criterio general establecido en la Ley de Residuos que permite la gestión del productor de sus residuos o acogerse al sistema público de gestión".

Ante esto y en rueda de prensa, Espadas explica que "no se entiende ajustada a derecho" la adjudicación y su "exclusividad" a la empresa adjudicataria, asuntos que recuerda que ya planteó el PSOE en su momento a Zoido ante un cambio en el sistema de "180 grados y sin consenso".

Además, señala que los operadores de gestión de aceites quedaban "al margen" de poder entrar en el servicio ante un procedimiento "no nos parecía el correcto", añadiendo que no le gusta que "se confunda el papel de Lipasam" con el de la empresa adjudicataria.

"El sistema no se implantó bien", sentencia, tras incidir en que "hay que cumplir sentencia, cambiar el sistema y revisar las implicaciones que tenga, por el despliegue de contenedores o las inversiones que la empresa haya podido hacer".

Así, detalla que si esta "mala gestión es competencia municipal, como puede inducirse", la empresa podría recurrir a ello por lo que el Ayuntamiento analizará la responsabilidad económica o jurídica que pueda tener. Espadas indica que se volverá a empezar de nuevo con el sistema de recogida, algo que considera "previsible, tal como se habían hecho las cosas".