El hispanista John Elliott alerta del creciente "grado de polarización" en España y de "agresiones" a la cohesión social

Actualizado 11/11/2008 22:09:32 CET

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El profesor e hispanista sir John Elliott, una de las principales figuras de la historiografía española, advirtió hoy de que tras el "periodo dorado" vivido por España entre 1975 y 2000 con la consolidación de la democracia, la revolución económica y los "logros" culturales, entre 2000 y 2008 el país sufre un creciente "grado de polarización" en lo que a la política se refiere, extremo que se traduce en "señales de agresiones" a la "cohesión" social al haber pasado a "un lugar secundario" los principios de consenso y entendimiento mutuo entre las partes.

Sir John Elliot, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1996, Regius Professor Emeritus en la Universidad de Oxford y Doctor Honoris Causa por las universidades de Barcelona, Autónoma de Madrid, Valencia, Lleida, Génova, Portsmouth, Warwick y Brown, protagonizó hoy una conferencia en el hotel Alfonso XIII de Sevilla bajo los auspicios del Centro de Estudios Andaluces, pues el propio vicepresidente primero de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, fue el encargado de presentarle.

Elliott explicó que la llegada de la democracia a España tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975 y la posterior "europeización" del país derivaron en un "periodo dorado" que habría abarcado hasta el año 2000, un lapso temporal en el que destacó el "admirable logro de la Constitución Española" y la consolidación de España "como una sociedad verdaderamente democrática". Así, rememoró los "inconmensurables beneficios" que ha experimentado la sociedad española y "la fuerza con la que España emergió de su largo aislamiento" para dar lugar a "una revolución económica y logros culturales".

Tales progresos, según consideró, han derivado en "una sociedad próspera" sobre cuyos "soleados paisajes han caído unas sombras" en los últimos ocho años, advirtiendo sin cortapisas de un creciente "grado de polarización" de la sociedad española que "no era evidente" en el periodo 1975-2000, extremo que atribuyó al "proceso natural" mediante el que una generación de españoles está relevando a otra con el consiguiente alejamiento de los "recuerdos" de la Guerra Civil y el periodo de cisma social que precedió al alzamiento de julio de 1936.

"DESGARRAR LA COHESIÓN SOCIAL"

"Las actitudes polarizadas tienden a desgarrar la cohesión social", dijo Sir John Elliott advirtiendo de que la Historia de España en los siglos XIX y XX contiene muchos "ejemplos" de este argumento. Actualmente, y según alertó de nuevo, "hay señales de que esta cohesión está de nuevo bajo agresiones", porque los principios de "búsqueda de consenso y entendimiento mutuo" que caracterizaron a la Transición española "han quedado relegados a un lugar secundario".

Es por ello que "a la mayor urgencia", reclamó "un liderazgo político constructivo" frente al "surgimiento de los dogmatismos" y el olvido del "diálogo", pues el grado de polarización al que aludió es hoy "visible" al menos para "observadores externos" como él.

En ese sentido, consideró que la denominada 'Memoria Histórica' "el ejemplo más evidente" de la polarización que sufre la España de hoy día, porque aunque obedece a "la reacción instintiva" de los familiares de las víctimas de los combates o la represión, "puede ser alterada para fines partidistas".

El profesor John Elliott es considerado como uno de los más importantes hispanistas del mundo, especialista en los siglos XVI y XVII de la Historia de España, fundamentalmente en la figura de los validos y, más concretamente, del Conde Duque de Olivares, y en la historia comparada de la colonización española y británica en América. En el año 2006 publicó el libro 'Imperios del Mundo Atlántico. España y Gran Bretaña en América (1492-1830)' sobre el que va a centrar las actividades a desarrollar dentro del máster universitario 'Estudios Americanos'.