El historiador Alfredo Alvar refleja el cambio político y el uso del poder en beneficio propio del duque de Lerma

El escritor e historiador Alfredo Alvar
LA ESFERA DE LOS LIBROS
Actualizado: martes, 30 noviembre 2010 17:29

El historiador presenta en Sevilla la obra 'El duque de Lerma. Corrupción y desmoralización en la España del siglo XVII'

SEVILLA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El historiador granadino Alfredo Alvar Ezquerra refleja en su nuevo trabajo editorial, 'El duque de Lerma. Corrupción y desmoralización en la España del siglo XVII' (La esfera de los libros) tres facetas de don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas como el cambio de rumbo que imprime a la acción política durante los últimos años de Felipe II, sus trabajos para engrandecer a todo su linaje y cómo tergiversa el sentido del poder público en beneficio privado y particular.

En una entrevista concedida a Europa Press, Alvar, que presenta este martes el libro en Sevilla, ha precisado que el libro recoge como el duque de Lerma imprime un cambio de rumbo a la acción política española de su época. Así, en los últimos años de Felipe II y tras su muerte, donde existían personajes extraídos del tercer estado con poder enorme como Antonio Pérez o Mateo Vázquez de Leca, hay "un asalto al poder" de la aristocracia vieja castellana, encarnado por el marqués de Denia, quien tomaría las riendas del poder, "tolerándole muchas cosas", precisa.

Por otro lado, aborda como éste, a principio del siglo XVII, rinde homenaje a todo su linaje, trabajando para su engrandecimiento y porvenir, desde su bisabuelo, que cuidó de Juana la Loca, y su padre, a quien se le murió el príncipe Don Carlos en los brazos.

Asimismo, el duque de Lerma "tergiversa" el sentido del poder público en beneficio del poder personal y privado, siendo esto reflejo de la corrupción que ejecutó. Así, según ha expresado, consiguió una "enorme red clientelar, potenciando la política de la monarquía en función de sus intereses personales". De esta manera, cada vez que se iba a dar una crisis política "suelta a su gente para que sean devorados en su lugar y mantenerse por encima del bien y del mal", así hasta su caída en 1618 y muerte en 1625.

'El duque de Lerma. Corrupción y desmoralización en la España del siglo XVII', con más de 600 páginas, refleja como en un sistema en el que hay predominio del abuso de poder, una tergiversación de las instituciones y del ejercicio de éstas, "se impregna el mundo entero de una desmoralización, cuando no amoralización, pues si desde arriba todo vale, pues todo vale hacia abajo". En este sentido, ha añadido que como consecuencia se da "un proceso de descomposición social que tiene lugar en los regímenes corruptos, como ahora se ve en Haití".

Alvar Ezquerra ha resaltado que el libro parte de la aportación de los historiadores, reivindicando su figura, que lejos de ser "un cantamañanas, fundamentan todo". Por otro lado, ha reconocido que en tiempos de Lerma "claro que hubo nepotismo", interpretándose éste de dos manera. Así, en el sentido pleno de la palabra, existió "un apoyo a los familiares, sin que reunieran méritos", pues era "una obligación moral de la aristocracia en los siglos XVI, XVII y XVIII".

"Aunque no tengan méritos para auparlos, se colocan en puesto claves, creando cordones sanitarios alrededor de los reyes, para no solo controlar el cuerpo del rey, sino también su conciencia, que queda dentro de la tela de araña confeccionada en su entorno", ha explicado.

DOCUMENTOS INÉDITOS

El autor de decenas de artículos y libros sobre los personajes más notables y las gentes más menudas de los siglos XVI al XVIII, desde Isabel I la Católica a Cervantes ha aclarado que esta biografía del duque de Lerma "no puede ser diferente" a otras. No obstante, ha subrayado "nunca hasta ahora se había localizado su archivo personal", por lo que el libro recoge el trabajo sobre las 'carpetillas' del marqués de Denia, donde guardaba sus documentos personales y se hace referencia a sus adquisiciones.

Además, Alvar ha indicado que ha trabajado en el Archivo Histórico Notarial de Madrid, donde ha localizado a uno de los escribanos ante el que firma los contratos que se hacían para labrar la plata o la construcción de un palacio. Asimismo, es la "vez primera que se utiliza con profusión el Archivo Imperial de Viena, donde se reflejan las relaciones entre Madrid y Viena, que quebraron alrededor de 1605, dejando la casa de Austria de tener contacto entre sí, porque a Lerma no le interesaba esa relación y si con Francia", ha comentado.

Por otro lado, el autor de textos sobre demografía histórica y estudios sociales de la Edad Moderna junto a Domínguez Ortiz ha subrayado que aquella España era "la primera potencia del mundo, un hecho que conviene que sepamos, pues actualmente tenemos muchos complejos de inferioridad, producto del sistema educativo y de la televisión".

"DECISIONES TRASCENDENTALES"

En este sentido, ha añadido que algunas decisiones que se tomaban en Madrid o Sevilla afectaban al mundo político y económico de Europa, decisiones trascendentales como "la firma de la Tregua de los Doce Años en 1609 con los rebeldes calvinistas holandeses", realizada por Lerma, "pero no gratis", pues como herejes que eran, "había que compensarlos, llevando a cabo la expulsión de todos los musulmanes que quedaban en España", ha explicado.

Alvar ha indicado que la expulsión de los moriscos tiene consecuencias graves, además añade que la firma configura una nueva mentalidad en Europa y refleja "la vulnerabilidad de las potencias".

"Lerma es un ser fascinante e inteligente, que aprovecha el poder para lo suyo propio, sin importarle para nada los daños y prejuicios", ha afirmado. "El reinado de Felipe III es importante y no se ha estudiado convenientemente", ha lamentado, señalado el fallo existente actualmente en los agentes de socialización como los medios de comunicación de masas o la escuela.