Actualizado 10/03/2007 12:58 CET

La Junta estudia con Interior "nuevas actuaciones" para mejorar la atención sanitaria en las prisiones andaluzas

Apuesta por "equilibrar valor salud y valor seguridad" a la hora de traspasar las competencias en sanidad penitenciaria a las CC.AA

SEVILLA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior han mantenido un contacto "bilateral" para profundizar en el desarrollo del convenio de colaboración sobre asistencia sanitaria en prisiones andaluzas suscrito en 1995 con el impulso de "nuevas actuaciones" relativas a "gestión por procesos, mejora en la gestión de citas y telemedicina aplicada a la atención sanitaria a la población reclusa".

Así lo asegura la titular de Salud, María Jesús Montero, en una respuesta parlamentaria al diputado de IULV-CA Antonio Romero, que se interesaba por el "calendario" previsto por la Junta para que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) "asuma la competencia de la sanidad penitenciaria en Andalucía" tras alertar sobre el hecho de que la población penitenciaria presenta un tasa de 18,6% de Sida y del 41% de hepatitis, frente a un 0,3 y un 3% de la población en general.

En la contestación, fechada el pasado 26 de enero y a la que ha tenido acceso Europa Press, Montero informa de que el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP), "como órgano responsable de la ejecución de las transferencias de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, ha mantenido ya dos "reuniones conjuntas" con todas las comunidades para los "trabajos preliminares y preparación de la cuestión de cara al abordaje en la Comisión Mixta de Transferencia de la transferencia en sanidad penitenciaria".

En opinión de la consejera, "hay que tener en cuenta que la situación de las diferentes comunidades en esta cuestión es muy distinta, ya que en algunas de ellas hay convenio en materia de asistencia sanitaria a personas reclusas y por tanto el grado de desarrollo de esta asistencia no es homogéneo".

"EQUILIBRAR CON ACIERTO VALOR SALUD Y VALOR SEGURIDAD"

Junto a ello, Montero pone de manifiesto que en la cuestión de la transferencia de la competencia en sanidad penitenciaria a las comunidades autónomas "inciden muchos factores que no son de orden exclusivamente sanitarios, lo cual hace que el proceso de traspaso de competencias debe equilibrar con acierto la incidencia del valor salud con la incidencia del valor seguridad".

Dejando a un lado el traspaso de estas competencias, la consejera indica que, en el caso de Andalucía, se ha celebrado una "reunión bilateral" entre la Consejería de Salud y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias "para seguir profundizando en el desarrollo del convenio de colaboración actualmente vigente", firmado en 1995.

En dicho encuentro, ambas partes han acordado la "reactivación" de las comisiones provinciales de seguimiento del convenio con el objetivo de "impulsar nuevas actuaciones y profundizar en las ya iniciadas y que hacen referencia a la gestión por procesos, mejora en la gestión de citas y telemedicina aplicada a la atención sanitaria a la población reclusa".