Actualizado 30/12/2010 20:24 CET

Mayoristas y minoristas de Mercasevilla escriben a Mir para que detenga el "grave atentado" de las tarifas

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Empresarios y los minoristas de fruta y pescados del mercado central de abastos de Sevilla; Mercasevilla, han remitido una carta al presidente de la sociedad mixta, el concejal socialista Alfonso Mir, reclamándole que detenga el "grave atentado" y el "atropello" contenido en el incremento del 3,1 por ciento contemplado, por lo que a las tarifas de la empresa se refiere, en las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento hispalense para el año 2011, aprobadas ya por el pleno.

La Federación de empresarios, como se recordará, había acordado en el seno de una asamblea general extraordinaria facultar a su presidente y a la junta directiva para que, "de inmediato", promuevan la impugnación del acuerdo plenario relativo a las ordenanzas fiscales en lo que a las tarifas del servicio público de mercados centrales de mayoristas se refiere, resolviendo igualmente la impugnación "judicial" de las liquidaciones individuales fruto del incremento tarifario. A tal efecto, la pretensión de la patronal es demandar a los juzgados de lo Contencioso Administrativo "la suspensión de tales liquidaciones".

La federación de empresarios, igualmente, había acordado el 15 de febrero de 2011 como "fecha límite" para que la dirección de la sociedad mixta, participada por el Ayuntamiento hispalense y Mercasa, negocie con el colectivo de empresarios y busque "una solución" al conflicto, porque agotado dicho plazo, una nueva asamblea general extraordinaria debatiría "medidas más drásticas" que incluirían el "cierre patronal" de la unidad alimentaria.

ACCIONES JUDICIALES

Por último, el colectivo de empresarios zanjaba su "apoyo" a las acciones judiciales anunciadas por la asociación de mayoristas de fruta, accionista minoritario de la sociedad mixta. El gerente de la asociación de mayoristas de fruta de Mercasevilla, Fernando Castro, ya había señalado a Europa Press que su organización ha contratado los servicios jurídicos del despacho de abogados Salas y Donaire al objeto de analizar "las distintas acciones penales y civiles a entablar para exigir las posibles responsabilidades en las que hubiesen podido incurrir los administradores de la sociedad, incluyendo a los miembros de los órganos de gobierno de la misma, --como es el caso de la comisión ejecutiva y el consejo de administración--, por si con su gestión pudieran haber causado un daño a la sociedad".

Las referidas acciones, así, podrían suponer incluso la personación de la asociación, en calidad de perjudicada dada su condición de accionista minoritario, en las "distintas causas" incoadas por el Juzgado de Instrucción número seis, que investiga en torno a la anterior gestión de Mercasevilla un posible delito societario, un presunto intento de cobro de comisiones ilegales protagonizado por Fernando Mellet y Daniel Ponce y las supuestas irregularidades en el concurso promovido para enajenar los suelos del mercado central.

UNA CARTA A MIR

Este jueves, la Federación de Empresarios y los minoristas de fruta y pescados han elevado una carta a Alfonso Mir dando cuenta de estas decisiones y advirtiendo de que "el incremento aplicado es absolutamente ilegal". En esta misiva, recogida por Europa Press, los empresarios muestra su "más absoluta indignación por el atropello que se pretende consumar contra los usuarios de Mercasevilla, con un incremento de tarifas del 58 por ciento para vehículos de hasta cinco toneladas de carga y del 216 por ciento para los que excedan esta carga". "No es de recibo que los empresarios y demás usuarios asumamos la iresponsabilidad en que han incurrido los órganos de gobierno de Mercasevilla", advierten.

NUEVAS TARIFAS EN MERCASEVILLA

Según el documento de las ordenanzas fiscales de 2011, las tarifas de esta empresa participada por el Ayuntamiento hispalense y Mercasa experimentarán un incremento del 3,1 por ciento merced al plan de viabilidad anunciado hace meses por el Gobierno municipal y el director general del mercado central, Juan Carlos Recio. El Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), en su dictamen previo al debate plenario, respaldaba esta subida de las tarifas, pero recomienda que no se trate de una medida "aislada", sino encuadrada en un programa que reconduzca al mercado central de abastos.

Y es que la sociedad mixta cerró 2009 con pérdidas por valor de 4.123.666 euros y afronta un pasivo de 9.046.976,95 euros por la incertidumbre que pesa sobre la financiación del expediente de regulación de empleo (ERE) de 2009, al que se adhirieron aproximadamente 40 trabajadores. La empresa, de hecho, se ha visto obligada a someterse a una reducción de capital previa a una ampliación, al objeto de evitar una posible causa de disolución.