Actualizado 10/06/2011 16:19 CET

M.Las ocho centrales termosolares andaluzas evitan la emisión de medio millón de toneladas de CO2

Planta Termosolar Gemasolar De Torresol Energy Y Sener En Fuentes De Andalucía
EUROPA PRESS/TORRESOL

SEVILLA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las ocho centrales termosolares andaluzas plenamente operativas durante 2010, con 331 megavatios (mW) de potencia instalada, han evitado la emisión a la atmósfera de 482.000 toneladas de gases de efecto invernadero (CO2), si se toma como referencia el mix de generación con combustibles fósiles al que realmente sustituyó en el último ejercicio.

Según los datos aportados por la Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar), las plantas termosolares andaluzas produjeron durante el último año un total de 860,71 GWh de energía eléctrica. Estas instalaciones se encuentran cinco en la provincia de Sevilla, con 181 mW; dos en Granada (100 mW); y una en Córdoba (50 mW).

Así, explica que cada kilovatio/hora (kWh) producido por centrales alimentadas con combustibles fósiles supone una emisión media a la atmósfera de 0,56 kilogramos de CO2, mientras que "la producción de un kWh en una central de carbón supone la emisión de 0,961 kilos de C02; la de un kWh en centrales de fuel/gas, 0,828 kilos de C02, y la de un kWh en una central de ciclo combinado, 0,372 kilogramos de gases de efecto invernadero".

En este marco, el conjunto de todas las 17 centrales termosolares del país, de las que Andalucía cuenta con ocho, con una potencia instalada de 732,4 MW, han contribuido a que España dejara de emitir un total de 1.107.180 toneladas de gases de efecto invernadero (CO2).

Además, asegura que la electricidad generada con centrales nucleares o con otras energías renovables "no se vieron afectadas por el hecho de que hubiera generación solar termoeléctrica". "El mix de electricidad con combustibles fósiles fue 24.843 GWh a partir de carbón; 7.969 GWh con origen en fuel/gas, y 25.604 GWh generados con ciclos combinados de gas natural, que en conjunto suman 58.416 GWh", continua.

Igualmente, afirma que el evitar emisiones de gases de efecto invernadero gracias a las centrales termosolares es "todavía mayor si la comparación se establece con las centrales termoeléctricas de carbón, ya que ascendería a 1,9 millones de toneladas, mientras que si se toman como referencia las centrales con ciclos combinados de gas natural, la cantidad sería de 744.000 toneladas".

Así pues, las centrales termosolares han contribuido a que las emisiones verificadas de gases de efecto invernadero (GEI) en España hayan disminuido en un 11,3 por ciento en 2010 con respecto al año anterior según el balance del Ministerio de Medio Ambiente sobre las emisiones de los sectores de generación eléctrica incluidos en el sistema europeo de comercio de derechos de emisión.

El mayor descenso se ha registrado en el sector eléctrico, responsable del 46,4 por ciento de las emisiones de los sectores afectados, en el que se ha logrado una disminución del 22,6 por ciento. "El objetivo asignado a España por el Protocolo de Kioto eran 72 millones de toneladas de CO2, y gracias a la termosolar y el resto de energías renovables durante el año 2010 se han emitido 58,7 millones de toneladas de GEI, ya muy por debajo del compromiso español con Kioto", concluye, tras añadir que, si se tiene en cuenta el coste de la penalización por la emisión de CO2 en el mercado internacional creado a tal efecto, las centrales termosolares operativas han ahorrado al país más de 16 millones de euros.