La plantilla de Tussam conecta los retrasos con los coches mal estacionados y la invasión de los carriles bus

Autobús de Tussam
PARTICIPA - Archivo
Publicado 08/11/2018 15:56:00CET

SEVILLA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Frente al estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) según el cual las líneas de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) sufren "problemas habituales de retrasos", fuentes sindicales de dicha empresa han advertido a Europa Press de que en tal situación inciden aspectos como el estacionamiento de vehículos privados en los carriles de circulación o la invasión de los carriles reservados para el transporte público.

Los resultados expuestos por la OCU, recordémoslo, se incluyen en un estudio que analiza la puntualidad y aglomeración en el transporte público de 21 ciudades españolas, resultando que de las 13 líneas de autobús urbano analizadas en Sevilla, --las rutas 1, 2, 10, 11, 12, 13, 24, 27, 29, C1, C2, C3 y C4 de Tussam--, todas "sufren problemas habituales de retrasos", toda vez que las comprobaciones efectuadas reflejarían que "un 32 por ciento de los servicios sufrieron retrasos, en un 25 por ciento de ellos graves, ya que excedían de los dos minutos".

A tal efecto, exponía el estudio de la OCU que "de las 21 ciudades analizadas en el estudio, Sevilla se encuentra entre las cinco últimas en el ranking de valoración del servicio de autobús municipal, ya que obtiene una mala puntuación tanto en retrasos sobre el horario previsto como en aglomeraciones de usuarios, especialmente en las paradas".

El estudio en cuestión, por cierto, surge después de que en septiembre trascendiese un informe ejecutivo de Tussam con datos que reflejaban la evolución de la empresa municipal en el periodo comprendido entre los meses de agosto de 2017 y agosto de 2018. Dicho informe, recogido por Europa Press, exponía que en dicho periodo, la puntualidad en las cabeceras de las líneas de Tussam se redujo un 4,56 por ciento, mientras la regularidad de las rutas cayó un 13,22 por ciento y la satisfacción global de los viajeros de los autobuses se redujo un 1,05 por ciento.

Al respecto, fuentes sindicales de toda solvencia han manifestado que los autobuses de la empresa municipal sufren "los retrasos normales" como consecuencia de "la lluvia, los atascos" o las incidencias "diarias" del tráfico, destacando entre tales incidencias el impacto en los recorridos de los autobuses de los coches incorrectamente estacionados en la calzada o las invasiones de los carriles reservados al transporte público.

Las fuentes señalan al respecto que tales situaciones se traducen en una "pérdida de tiempo" para las expediciones de Tussam, dando cuenta de que en ese preciso instante, mediaba una incidencia al encontrarse un conductor de Tussam que "tres furgonetas" incorrectamente estacionadas obstaculizaban el acceso de su autobús a una parada.

Contador