El presupuesto de Diputación destina más a personal, bomberos, dependencia y pueblos para "rematar el mandato"

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos
DIPUTACIÓN DE SEVILLA - Archivo
Publicado 10/10/2018 15:57:32CET

SEVILLA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de presupuestos de la Diputación de Sevilla para 2019 asciende a 453,11 millones de euros, entre los que destacan 5,4 millones más para el capítulo de personal, casi 1,2 millones más para el Sistema Provincial de Bomberos, 3,17 millones más para las inversiones y "casi 18 millones más" en las políticas de apoyo a los ayuntamientos, para "echar el resto" y "rematar" el mandato en curso.

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), ha presentado este miércoles las líneas generales del proyecto de presupuestos de la Diputación y sus entes y sociedades satélite para el ejercicio 2019, que se eleva a 453,11 millones de euros frente a los 430,65 millones de euros de los presupuestos de este año. Tal extremo, así, implica un incremento presupuestario del 5,2 por ciento, lo que se traduce en 22,46 millones de euros más.

Groso modo, los gastos se dividen entre 290,3 millones de euros de gastos no financieros, es decir dedicados a programas, inversiones o el funcionamiento propio de la institución, gasto tangible a fin de cuentas, y 162,8 millones de euros reservados como "operaciones financieras" según la Ley 2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, toda vez que entre dichas operaciones financieras destacan 162,27 millones de euros de "activos financieros", es decir depósitos bancarios. Este capítulo, por cierto, crece 7,75 millones de euros respecto a 2018.

Entre los 290,3 millones de euros de gastos no financieros dedicados a programas, inversiones, actuaciones y gastos propios de la Diputación, destacan 130,3 millones de euros dedicados a las nóminas de la plantilla, sus cotizaciones a la Seguridad Social y todos los aspectos relativos a los trabajadores de la casa. Dicho capítulo cuenta este año casi con 5,4 millones más que en 2018, al estar prevista la subida salarial acordada a nivel estatal el pasado mes de marzo respecto a los funcionarios.

MÁS INVERSIONES

También entre estos 290,3 millones figuran 35,26 millones de euros para los gastos de bienes corrientes y servicios de la propia Diputación, 5,3 millones para el fondo de contingencia, 32 millones en el capítulo de "inversiones reales", 63,4 millones de euros para transferencias corrientes y 22,9 millones de euros para transferencias de capital. Dado el caso, las inversiones reales crecen casi cuatro millones de euros, las transferencias corrientes suben 5,6 millones y las de capital bajan 804.000 euros.

Los pasivos financieros, finalmente, se reducen a algo más de 538.000 euros (un tres por ciento más que en 2018) y los gastos en intereses asociados a los mismos son de 381.000 euros, un once por ciento menos que el año pasado.

En cuanto a los programas y actuaciones comprendidas en las grandes líneas de gasto ya descritas, Villalobos ha manifestado que en líneas generales, se mantienen todos los programas que tradicionalmente sostiene la Diputación para ofrecer servicios e inversiones a los municipios, como el Plan de Urgencia Municipal (PUM), destinado a contratar personas desfavorecidas a través de los ayuntamientos y que este año cuenta de nuevo con cinco millones de euros, el Sistema Provincial de Bomberos, que contará con 19,78 millones frente a los 18,6 de este año, o el Fondo Extraordinarios de Anticipos Reintegrables (FEAR) para los ayuntamientos.

LOS AYUNTAMIENTOS

Al respecto, el presidente de la Diputación ha defendido que en su conjunto, las políticas de apoyo a los ayuntamiento, divididas en diversos planes y programas, suman 208,37 millones de euros, "casi 18 millones más" que en 2018.

En cuanto a las políticas sociales, el presidente ha defendido que suman 7,15 millones de euros más que este año, destacando "la espectacular subida que van a tener los fondos de la atención a la dependencia que llegan desde la Junta, con una subida del 24,78 por ciento, pasando de 23 a 28,7 millones".

Respecto a las políticas de apoyo al empleo, ha admitido que la cifra cae en 1,6 millones al haber renunciado la institución a los 3,3 millones de euros cosechados para el programa Proempleo Joven al no ser posible "correr el riesgo" de incumplir la regla de gasto que estipula la legislación estatal, pero ha defendido que de no ser por esta incidencia, el montante global dedicado a este concepto subiría un 3,6 por ciento gracias a las partidas dedicadas al Plan de Fomento del Empleo Agrario (Pfoea) o el programa Praxis de prácticas en empresas, entre otras.

Finalmente, Rodríguez Villalobos ha defendido que las inversiones crecen 3,17 millones de euros en términos absolutos, hasta los 55,6 millones de euros.

Así, el presidente de la Diputación ha asegurado que con el presupuesto de 2019, la institución provincial está "echando el resto" para "rematar" un mandato marcado por políticas de apoyo a las entidades locales y sus municipios y la "cohesión territorial" mediante factores "correctores" en favor de las localidades más pequeñas.