Publicado 01/09/2021 23:26

Protesta de colectivos educativos y sindicatos ante el Parlamento en pro de bajar las ratio y no cerrar aulas

Protesta ante el Parlamento
Protesta ante el Parlamento - ESCUELAS DE CALOR

SEVILLA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los aledaños del Parlamento de Andalucía han sido la tarde de este miércoles el escenario de una nueva movilización de colectivos relacionados con la educación pública, una vez más en demanda de la bajada de las ratio de alumnos por aula, el cese del cierre de unidades educativas en los centros públicos o la "consolidación" de los docentes incorporados de forma extraordinaria al sistema público educativo por las vicisitudes de la pandemia.

La protesta estaba promovida por diferentes colectivos como la plataforma Escuelas de Calor, Marea Verde Andaluza, Docentes por la Transparencia, la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos Fampa-Sevilla o Juntos por la Diversidad, entre otros, así como por sindicatos como CGT, Ustea y el SAT.

Groso modo, las citadas entidades reclaman una bajada de las ratio de alumnos por aula en el nuevo curso escolar, "dejando a un lado las clases masificadas en las que es imposible ofrecer una enseñanza de calidad al alumnado"; el "cese inmediato del cierre de líneas en la escuela pública ante la excusa de la bajada de natalidad", pues la Administración educativa ha esgrimido tal argumento para la supresión de unidades en centros públicos, mientras diversas voces avisan de que ello apenas afecta a los concertados; o "consolidar de forma permanente los cupos de docentes de refuerzo pertinentes para garantizar una educación beneficiosa para todo el alumnado", en alusión a los docentes incorporados de manera extraordinaria por las vicisitudes de la pandemia.

Además, y entre diferentes reivindicaciones, reclaman "una educación de calidad al alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, destinando el personal y los recursos necesarios" o
la "aplicación" efectiva de la ley de Bioclimatización de los centros educativos ante el calor o el frío.

En la movilización también ha participado la coportavoz de Podemos Andalucía Libertad Benítez, quien en una atención a medios ha remarcado que "la inversión en la educación pública no es una posibilidad, una opción", sino "una obligación, un imperativo moral y una responsabilidad que tienen todos los gobiernos de cara a la sociedad en general y con el futuro de esta tierra".

LOS "RECORTES"

Ha criticado que el consejero andaluz de Educación, Javier Imbroda (Cs), "ha iniciado el curso dando la nota", y ha acusado al Gobierno de PP y Ciudadanos (Cs) de "faltar el respeto" a la comunidad educativa andaluza y hacer "lo que más le gusta hacer, recortar".

En esa línea, la representante de Podemos ha comentado que "no entendemos cómo, en un inicio de curso que aún se ve afectado por la pandemia" y en el que "se necesita bajar las ratios y más recursos, Imbroda decide despedir a 3.000 docentes previsiblemente, y suprimir 4.000 plazas escolares, mientras la concertada, o la escuela privada que es sostenida con fondos públicos, o no se toca o sigue creciendo".

"Frente a este Gobierno de PP, Cs y Vox que quiere convertir la educación en un negocio como hizo con las eléctricas, desde Podemos Andalucía proponemos que se invierta un 7% del PIB de la comunidad autónoma en educación para contratar más docentes, bajar las ratio, atender dignamente al alumnado con necesidades; en definitiva, para darle calidad al sistema educativo público andaluz, darle un fututo a los niños de esta tierra, y una educación donde la educación en valores, la igualdad y el respeto sean una realidad", según ha zanjado Libertad Benítez.