Sevilla recibe este miércoles la primera reunión monográfica de expertos en ciencia ciudadana

Publicado 16/10/2018 19:57:09CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Sevilla acoge este miércoles la primera reunión monográfica de ciencia ciudadana en la que expertos de toda España se dan cita para analizar las oportunidades que este modo de entender y hacer ciencia brinda en áreas como el patrimonio, el medio ambiente y la biodiversidad.

El encuentro, organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) e Ibercivis, cuenta con la colaboración de la Fundación Descubre y la Casa de la Ciencia-CSIC de Sevilla, según ha informado la Fundación Descubre en una nota.

En este marco, Descubre mostrará su apoyo a la ciencia ciudadana en Andalucía y presentará a partir de las 17,30 horas en una actividad abierta al público el proyecto de ciencia ciudadana MonuMAI. La iniciativa, desarrollada junto a la Universidad de Granada, ofrece la oportunidad de acercarnos a los grandes estilos artísticos de la Andalucía Medieval y de la Edad Moderna, aunando patrimonio, matemáticas e inteligencia artificial.

La reunión forma parte del acuerdo entre la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) y la Fundación Ibercivis para el fortalecimiento de la ciencia ciudadana en España. La de Sevilla será la primera de cinco reuniones temáticas en las que se analizarán la relaciones entre ciencia ciudadana y áreas de conocimiento concretas --la biodiversidad, las ciencias del mar, la astronomía, la cultura maker-- y tienen como objetivo "identificar cuáles son sus necesidades y cómo afrontarlas para contribuir a su desarrollo".

Durante la reunión además se sentarán las bases de la futura Red Nacional de Ciencia Ciudadana, entidad que canalizará y dará soporte al esfuerzo que realizan diversas entidades que ya trabajan en todo el país desde este enfoque de la ciencia con participación ciudadana.

CIENCIA CIUDADANA

La ciencia ciudadana es la investigación científica llevada a cabo, ya sea en su totalidad o en parte, por ciudadanos comunes, donde contribuyen con su esfuerzo intelectual o dando soporte al conocimiento con sus herramientas o recursos. De este esfuerzo común la relación entre la ciencia, la sociedad y los poderes públicos sale fortalecida y se conduce a una investigación científica más democrática.