Detenido triplicando la tasa de alcohol en una zona de colegios

Actualizado 10/10/2015 15:28:59 CET
Vehículo del conductor detenido por la Policía Local de Sevilla
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

SEVILLA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Seguridad Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento, ha detenido esta semana al conductor de un turismo que "triplicaba la tasa de alcoholemia y que dio positivo en las pruebas de detección de drogas a cannabis y cocaína", y que estuvo "a punto" de atropellar a unos escolares y a sus padres.

Según ha informado este sábado el Ayuntamiento en una nota, los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana del pasado jueves en la zona Norte, cuando A.B.V., de 29 años edad, circulaba con el vehículo propiedad de su madre por una zona "frecuentada por numerosos escolares" por la existencia de dos colegios.

Sobre las 8,45 horas, "momento de máxima afluencia de menores y familiares por la entrada a clase", el detenido supuestamente circulaba "a gran velocidad" en la zona, "poniendo en grave peligro la integridad de las personas congregadas", y llegó a colisionar contra dos vehículos estacionados, si bien continuó su marcha "haciendo 'zigzag' con el turismo hasta que se detuvo a los pocos metros".

En ese momento, varias llamadas al 092 alertaban de lo ocurrido aportando la descripción del turismo, de su conductor y la posibilidad de que estuviera bebido. Rápidamente, según ha destacado el Ayuntamiento, una patrulla que se encontraba en la zona se dirigió hasta allí, pudiendo localizar al vehículo estacionado y al conductor que trataba de alejarse.

Varias personas se dirigieron a los agentes señalando al conductor ahora detenido como el supuesto responsable de haber puesto en peligro la integridad de los menores y familiares que estaban en las inmediaciones del colegio y narraron cómo se había empotrado contra una furgoneta estacionada. Dos de los padres de algunos de los menores que "estuvieron a punto de ser atropellados", retuvieron al conductor y se ofrecieron a continuar colaborando con la Policía Local como testigos de los hechos.

El conductor detenido, que presentaba "evidentes síntomas de haber bebido", reconoció a los agentes que "había estado consumiendo alcohol durante toda la noche" y que ya iba de vuelta a su domicilio, en las inmediaciones del lugar.
Triplicaba el máximo de alcohol permitido, había consumido cannabis y cocaína y carece de permiso de conducción por haberle caducado hace meses, según ha precisado el Ayuntamiento, que ha detallado que por este motivo fue denunciado por la Policía Local el pasado mes de marzo, de forma que tiene un procedimiento judicial abierto.

Además, el vehículo carece de seguro obligatorio en vigor, por lo que fue retirado por la grúa y depositado en los almacenes municipales. Tras la práctica de las diligencias, los hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial.

Al hilo de este suceso, el Ayuntamiento recuerda que la Policía Local de Sevilla cuenta con un equipo de detección de drogas y sustancias psicoactivas, y para la práctica de esta prueba los agentes realizan una primera toma de muestra salivar que dura de dos a cuatro minutos que se introduce en un analizador. En caso de dar positiva la primera prueba realiza una segunda muestra que se remite a un laboratorio homologado.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha agradecido la colaboración de estos padres que "han sufrido el riesgo de ser atropellados por un conductor temerario", y ha reiterado su compromiso de "potenciar el papel de la Policía Local en lo que se refiere a la seguridad vial en las calles de la ciudad".

"Podíamos estar hablando de una auténtica tragedia provocada por un joven que, tras una noche de fiesta y de consumo de alcohol y drogas, despreció la seguridad de unos escolares y sus familias de camino a sus colegios", ha señalado Cabrera.