Actualizado 07/09/2007 13:35 CET

La adaptación definitiva del Museo de Albarracín (Teruel) concluye tras la finalización de la segunda fase

ALBARRACÍN (TERUEL), 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La adaptación definitiva del Museo de Albarracín (Teruel) ha concluido tras la finalización de la segunda fase, actuación que se presentarán mañana, sábado, 8 de septiembre, y que ha supuesto una inversión de unos 200.000 euros.

La mejora expositiva del edificio comenzó el año pasado con la presentación de la historia medieval de la localidad y ahora se finaliza con la mejora del resto de equipamientos, que permiten completar la exposición de la historia de la ciudad, según han informado desde la Fundación Santa María de Albarracín en un comunicado.

El Museo, que fue en su origen el hospital de Albarracín, ofrecía desde el año pasado la historia medieval de la localidad a través de los restos arqueológicos descubiertos en las excavaciones previas desarrolladas en el Castillo de la localidad, ubicados en la segunda planta del inmueble.

La nueva intervención, concluida ahora, permite recoger en la bajo cubierta del edificio las sucesivas etapas moderna y contemporánea, que se extienden entre los siglos XVI al XX. Para eso se utilizan escenografías concretas alusivas al hogar, a la decisiva industria textil del territorio, y al carácter administrativo que tuvo la localidad sobre todo en el último siglo.

También hay un audiovisual que referencia el pulso defensivo que mantuvo Albarracín frente a la autoridad Real del XVI, en defensa de sus privilegios forales. Se presentan, además, los restos cerámicos de este periodo histórico encontrados en el castillo, junto con otras piezas textiles del siglo XVIII, copias de algunos documentos, y una presentación informática-táctil del patrimonio histórico de la ciudad.

Toda la musealización se ilustra con unos paneles explicativos que facilitan la información adecuada del recorrido didáctico del Museo. Para completar el carácter histórico de esta muestra permanente en la primera planta de este antiguo hospital se recoge una sintética contextualización geográfica, con una gran maqueta de Albarracín y su entorno más próximo.

Se exponen, asimismo, algunos elementos significativos del aprovechamiento histórico de los recursos naturales de esta territorio, como el hierro, el yeso y el barro, la madera y la piedra de rodeno.

En una sala contigua se ofrece una pequeña sinopsis histórica de las diferentes huellas históricas del Albarracín premedieval, atendiendo sobre todo, el arte rupestre del Espacio Protegido del Rodeno, y el legado romano de sus inmediaciones.

JORNADA DE PRESETACIÓN.

El acto de presentación de la segunda fase de adaptación del Museo de Albarracín (Teruel) se iniciará el sábado a las 13.00 horas en las instalaciones del museo con la explicación del técnico responsable del proyecto, Julián Ortega, quien presentará la remodelación de este espacio.

Tras la visita, intervendrán el vicepresidente del Gobierno de Aragón y presidente de la Fundación Santa María de Albarracín, José Ángel Biel; el alcalde-presidente del Ayuntamiento de Albarracín, Francisco Martí; y el director de la Fundación Santa María de Albarracín, Antonio Jiménez. Les seguirá un aperitivo. Entre las 17.00 y las 20.00 horas, el museo permanecerá abierto al público para su visita.

APORTACIÓN DEL MUSEO.

La Fundación Santa María de Albarracín ha indicado que con la adaptación final de este museo se atiende "a la necesaria recopilación de la singular historia de este lugar como agente decisivo de la configuración del espectacular patrimonio histórico de esta ciudad aragonesa".

A partir de ahora, continúan, este museo permitirá "que se pueda entender más fácilmente Albarracín como uno de nuestros legados históricos". También supone "una sustancial mejora de las infraestructuras museísticas que comprenden el espacio denominado 'Albarracín, Espacios y Tesoros'".

Este espacio está gestionado por la Fundación Santa María e integrado respectivamente por este museo y el diocesano, la torre Blanca, el Castillo y la ermita de San Juan. Son cinco lugares visitables de las once infraestructuras culturales que atiende esta Fundación.