La almendra centrará la actividad de un futuro centro de transformación agroecológica en PLHUS

Publicado 15/01/2020 15:57:16CET
Presentación del proyecto agroalimentario CoopGreen
Presentación del proyecto agroalimentario CoopGreen - AYUNTAMIENTO DE HUESCA

HUESCA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La almendra centrará la actividad de un futuro centro de transformación agroecológica de usos compartidos a instalar en la Plataforma Logística e Industrial de Huesca (PLHUS).

Un total de nueve socios, entre administraciones públicas, entidades, sindicatos agrarios y cooperativas, impulsan un proyecto de cooperación para la mejora del proceso productivo y la transformación de cultivos de interés agroecológico en la comarca de la Hoya de Huesca, denominado CoopGreen.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 2019 a 2022 y cuenta con un presupuesto de 145.000 euros. El objetivo es avanzar hacia una agricultura más sostenible y competitiva, que "apuesta por la transformación agroalimentaria", ha destacado la responsable del área de Desarrollo, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Huesca, Rosa Gerbás.

El sindicato UAGA es uno de los socios del proyecto y su secretario general, José María Alcubierre, ha justificado que el centro de transformación estará centrado en la almendra porque "el sector está potente y parece que, a largo plazo, puede seguir así". "No podemos ni desde el Alto Aragón, ni desde la comarca de la Hoya de Huesca dejar pasar la oportunidad y hay que reactivar y que ese valor añadido que hemos defendido en otros productos se quede en nuestra comarca".

Además, ha hablado de la demanda que existe en la actualidad por los productos ecológico. "Este proceso puede llevar también a cambiar el sistema productivo pasando del convencional al ecológico que a veces se mira desde un punto de vista medioambiental, que es muy importante, pero desde el punto de vista económico también lo es", ya que "estamos viendo como hay una gran demanda en el mercado de agricultura ecológica".

NUEVE SOCIOS

La Universidad de Zaragoza también forma parte del proyecto a través de dos líneas de actuación, una de acompañamiento y otra de revalorización, según ha apuntado a la responsable de la Escuela Politécnica, María Bidegaín.

"Por un lado, está el grupo de asesoramiento técnico en agricultura ecológica, quienes serán los encargados de ayudar a los técnicos de campo en el asesoramiento a las explotaciones", ha expuesto la representante de la UZ para añadir que habrá otro equipo que trabajará en la reutilización de los subproductos derivados de la transformación agroalimentaria, como puede ser la cáscara de almendra, para
la elaboración de biochart.

En este caso, la Sociedad Agraria de Transformación Calibre y la Universidad de Zaragoza colaboran en el diseño de un reactor para la elaboración de dicho compuesto carbonatado, que se ha visto que puede tener impacto en la mejora de las propiedades físicas, químicas y biológicas de los suelos, además de actuar como un sumidero de carbono.

A la presentación también ha asistido el presidente de ADESHO, Pedro Bergua, entidad que colabora con el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria CITA, en la recuperación de variedades de frutales de altura como manzano, membrillo y peral. Ambas entidades trabajarán a lo largo del proyecto en la elaboración de unas fichas varietales en las que se evaluará la aptitud de cada una de ellas, siendo algunas más recomendadas para la ingesta en fresco y otras son mejores para la restauración o la elaboración de zumos.

Los nueve socios del proyecto son el Ayuntamiento de Huesca, la comarca de la Hoya, Adesho, la Universidad de Zaragoza, UAGA, Sat Ara Calibre, el CITA, y las cooperativas de almendras de Almudévar y de Ayerbe.

Contador

Para leer más