Aragón pierde cerca de mil autónomos en 2018, la mayoría en el sector de la construcción


Trabajador, operario, paro, contrato
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 10/04/2019 16:08:48CET

UPTA subraya la importancia de la nueva Ley de fomento del emprendimiento y el trabajo autónomo en la Comunidad

ZARAGOZA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Aragón ha perdido 997 trabajadores autónomos en 2018, la mayoría, un 44 por ciento, en el sector de la construcción, según el informe anual sobre la situación del trabajo autónomo en la Comunidad elaborado por la Asociación de Autónomos de Aragón-UPTA Aragón.

El documento ha sido presentado este miércoles por el secretario general de UPTA Aragón, Álvaro Bajén García, y el gerente de UPTA Aragón, Raúl Machín Lapeña, en la Cámara de Comercio de Zaragoza.

Álvaro Bajén ha subrayado que "la destrucción de empleo se está cebando con los trabajadores autónomos" y "Aragón encabeza la lista en España". También ha indicado que "los datos de afiliaciones en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) continúan reflejando cierta inestabilidad, con picos de altas y bajas negativas que se aprecian en sectores como la hostelería, el comercio y la construcción".

Desde el inicio de la crisis económica, en 2008, ha habido una caída neta de 13.852 autónomos en la Comunidad autónoma, lo que equivale a un 12 por ciento menos de trabajadores por cuenta propia. En 2018, la caída neta interanual ha sido de 997 autónomos.

Bajén ha señalado que los sectores económicos que más han perdido trabajadores autónomos desde 2008 son la construcción, el comercio y la agricultura. Les siguen el transporte, la industria y la hostelería. El único sector en el que ha crecido el número de trabajadores por cuenta propia es en el de servicios, en un 24,25 por ciento.

EN 2019

El número de afiliados al RETA en Aragón A fecha el 31 de marzo de 2019 es de 104.012. De estos, 68.562 se encuentran en Zaragoza, 22.152 en Huesca y 13.196 en Teruel.

En concreto, en marzo ha habido una subida neta de 162 autónomos en Aragón. Sin embargo, en los meses de enero y febrero ha habido bajadas de afiliación de 2.579 y 1.465, respectivamente, mientras que las altas han sumado las 1.686 y 1.492. "Esto nos muestra una alta volatilidad en los autónomos y cierta inestabilidad", ha indicado Bajén.

El número de inmigrantes autónomos en la Comunidad aragonesa es de 10.414, el 10 por ciento del total. En el último año, el número de estos trabajadores en el sector de la industria manufacturada ha crecido un 12,40 por ciento. En el extremo apuesto se encuentra el número de inmigrantes autónomos en el sector de las informaciones y comunicaciones, que ha caído un 20,22 por ciento.

El informe también refleja que en las prestaciones por jubilación los afiliados al RETA reciben 562 euros menos que los afiliados al Régimen General. También salen perjudicados los autónomos que reciben una prestación por incapacidad permanente ya que obtienen 292 euros menos; al igual que en las prestaciones por viudedad y orfandad, que reciben 232 euros y 88 euros menos, respectivamente.

TARIFA PLANA

Álvaro Bajén ha manifestado su preocupación por que de cada cien autónomos acogidos en Aragón a la tarifa plana --que entró en vigor para jóvenes menores de 30 años en 2013 y se extendió sin límite de edad en septiembre del mismo año para las nuevas altas en el RETA--, "solo crecen tres".

Así, la variación en los afiliados medios en Aragón en el período 2013-2018 es de 1.441 autónomos, mientras que el número acumulado de beneficiarios de tarifa plana es de 46.591. Es decir, que el porcentaje de variación de afiliados respecto de los beneficiarios es de un 3,09 por ciento.

Asimismo, el número de bajas por cese de actividad o voluntarias que permanecen menos de un año en el 'RETA menores de 30 años' se sitúa en torno al 60 por ciento sobre el total de autónomos que causan baja. En cambio, para los mayores de 30 años el porcentaje desciende, siendo algo inferior al 50 por ciento.

MAYORES DE 52

La Asociación de Autónomos de Aragón ha solicitado al Gobierno central que el subsidio para mayores de 52 años lo puedan cobrar también los trabajadores por cuenta propia ya que hay 750 autónomos al año de esta edad en Aragón que tienen que abandonar su actividad económica, lo que supone una "tragedia" para muchas familias.

La propuesta de la asociación para acceder a esta ayuda es que posean el 80 por ciento del IPREM --Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples-- hasta la edad de jubilación ya sea legal o anticipada, lo que implica que estos trabajadores deberán haber cotizado por cese de actividad por un periodo mínimo de 18 meses y ser demandantes de empleo en el momento de la solicitud.

También deberán cumplir con las mismas condiciones de rentas y cargas familiares establecidas para los trabajadores del Régimen General. Además, el secretario general de UPTA Aragón, Álvaro Bajén, ha sugerido que "estos subsidios pueden salir de las bonificaciones" y ha incidido "en centrar los esfuerzos en los trabajadores autónomos más desprotegidos".

LEY DE EMPRENDIMIENTO

La Ley de fomento del emprendimiento y el trabajo autónomo fue aprobada el pasado 29 de marzo en las Cortes de Aragón, "tras más de 15 años de lucha" por parte de UPTA, una norma que pretende aportar estabilidad con un marco jurídico propio.

Además, persigue la simplificación administrativa para facilitar el trabajo autónomo y el emprendimiento, impulsar medidas de impacto de género, incluir medidas para impulsar la segunda oportunidad y para facilitar el acceso a la financiación a través de mecanismos ya creados, como microcréditos, crowfunding o fondos específicos para negocios.

El gerente de UPTA Aragón, Raúl Machín Lapeña, ha calificado de "vergüenza" que hubiese leyes para todos los colectivos en Aragón "y no una concreta para los autónomos". No obstante, ha reconocido que la nueva ley aporta "una base muy importante para los autónomos" y "les quitará trabas económicas".

Machín ha enumerado las medidas "importantísimas" que recoge esta norma y que "hay que implementar y desarrollar en la nueva legislatura". En primer lugar, incentivar a través del artículo de 'Ayudas en casos de suspensión de actividad. Segunda Oportunidad' un plan para hacer viable y más rápidos los concursos de acreedores a las personas físicas.

Respecto a la financiación, se podrá atraer masa monetaria a través del fondo que recoge la ley para canalizarla en forma de créditos o micro-inversiones y, así, poder contar con el pequeño inversor al garantizarle operaciones "seguras y vigiladas".

La nueva ley también generará sinergias entre los autónomos veteranos y los jóvenes para que aprendan a gestionar el oficio y consigan financiación para un traspaso intergeneracional.

La norma contempla, igualmente, la creación de plataformas digitales para la unión de los autónomos pequeños y la obtención de información entre los mismos. Machín ha subrayado la importancia de la representatividad de los autónomos a través de UPTA Aragón para hacer "presión administrativa e implantar las medidas necesarias para la supervivencia del colectivo".

Contador