Publicado 19/06/2020 18:19:10 +02:00CET

Aragón registra una primavera cálida y húmeda, con récord de precipitaciones en Teruel

El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón, Rafael Requena
El delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón, Rafael Requena - GOBIERNO DE ARAGÓN

Las temperaturas no bajarán de los 30 grados hasta final de mes, con un verano que se prevé seco

ZARAGOZA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Aragón ha registrado una primavera cálida y húmeda, con récord de precipitaciones en Teruel, donde se han recogido cien litros por metro cuadrado en el mes de marzo, cuando lo habitual son 19, ha manifestado el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón, Rafael Requena.

El responsable de la AEMET en la Comunidad autónoma ha presentado el resumen del comportamiento climatológico durante los meses de marzo, abril y mayo, ha informado la Delegación del Gobierno de España en Aragón en una nota de prensa.

En este trimestre, las temperaturas han estado 1,5 grados centígrados por encima de la media en Aragón respecto al periodo que va de 1981 a 2010, de manera que, aunque marzo ha sido un mes normal, abril ha resultado muy cálido y mayo "extremadamente cálido" lo que hace que el trimestres haya sido más caluroso que la media.

"En mayo, ha habido zonas con una temperatura media hasta cuatro grados centígrados por encima de la media", ha explicado Requena, al tiempo que ha añadido que los datos más destacados se han dado en Teruel, "que ha tenido una primavera extremadamente cálida y húmeda".

De hecho, en esta provincia se han batidos todos los récords de precipitaciones, con 214,8 litros recogidos, frente a los 213,5 del récord anterior, en 2007. "Solo en el mes de marzo, allí se han acumulado cien litros por metro cuadrado, frente a la media habitual que es de 19 litros", ha destacado.

OTROS DATOS

El responsable de la AEMET en Aragón ha apuntado que marzo ha sido un mes normal, con tendencia a cálido en el Pirineo. La diferencia con las temperaturas medias de otros años apenas ha resultado de 0,1 grados centígrados más, si bien las precipitaciones han sido tres veces más frecuentes de lo habitual. El Sistema Ibérico y el sur de Teruel han sido las zonas más húmedas, mientras que en La Almunia de Doña Godina ha registrado lluvias por una cantidad ocho veces superior a la media de este mes.

Por su parte, abril ha mostrado un comportamiento muy caluroso, sobre todo en los Pirineos y la Ibérica turolense, donde las temperaturas medias han estado 1,8 grados centígrados por encima de lo habitual. El mes también ha resultado húmedo, sobre todo en Teruel y la Ibérica zaragozana. Solo en el Pirineo ha sido seco. Como en marzo, destacan los valores de La Almunia de Doña Godina, con una pluviometría casi tres veces el triple de lo normal.

Mayo ha sido extremadamente cálido, sobre todo en el Pirineo y en el observatorio de Teruel, con un promedio de 2,6 grados centígrados más de lo habitual en la Comunidad, así como húmedo, aunque muy irregular en su distribución debido a las tormentas. Las precipitaciones han superado en un 35 por ciento las normales de referencia.

EL AÑO AGRÍCOLA Y PREDICCIÓN

Dada la abundancia de lluvias de la primavera, el año agrícola --que va del 1 de septiembre al 31 de agosto-- presenta datos muy positivos a fecha de 31 de mayo. Según Requena, la precipitación acumulada con respecto a la media es un 43 por ciento mayor, con un superávit de 156 litros por encima de lo habitual.

"En Huesca y en Zaragoza, aunque ya no lloviera más hasta septiembre, habría ya la misma agua que la media de los últimos años. Y en Teruel, apenas faltan 25 litros para alcanzarla", ha recalcado.

El delegado de la AEMET también ha hecho su predicción para el próximo verano, que ha reconocido que no puede ser exacta. Hasta finales de mayo, se esperaba un verano muy caluroso en toda España, pero la bajada de temperaturas de la primera quincena de junio han cambiado el panorama por lo que no está claro si el verano va a tener temperaturas muy alejadas de la media. Lo que sí se mantiene es la previsión de un verano con precipitaciones por debajo de la media.

Los datos para la segunda quincena de junio son más seguros, según ha destacado Requena. "Hoy va a ser el último día que no lleguemos a 30 grados", ha asegurado, temperatura que se va a superar a partir de este sábado, alcanzando los 34 o 35 grados centígrados a partir del martes, calor que viene para quedarse, ha dicho.

Por último, el delegado de la AEMET en Aragón ha señalado que en los próximos días no se esperan tormentas, si bien ha apuntado que la imprevisibilidad de este fenómeno meteorológico hace difícil descartarlas del todo, aunque ha confiado en tener "varios días de tranquilidad, al menos hasta el fin de semana de la próxima semana".

Contador

Para leer más