Actualizado 16/09/2009 22:04 CET

La Asociación Moteros Aragoneses entrega un estudio sobre la situación de cien puntos peligrosos en la ciudad de Huesca

HUESCA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Moteros Aragoneses ha realizado, y entregado al Ayuntamiento de Huesca, un estudio sobre el estado de las vías de la ciudad, en el que se han detectado más de cien puntos peligrosos, que necesitan de una acción "inmediata", para la circulación de motos, bicicletas y ciclomotores.

En el estudio se demuestran varias irregularidades, entre las que la Asociación destaca el pintado de algunos pasos de peatones de colores inadecuados, la ausencia de señalización advirtiendo de la elevación de dichos pasos, el deficiente asfaltado, el hundimiento de bocas de alcantarillado, el uso de pinturas deslizantes en diversas señalizaciones y suciedad por grava en algunas zonas, así como aceras en muy mal estado.

La Asociación remarca especialmente el uso de colores inadecuados en pasos de peatones con sobreelevación, que es "una práctica habitual", no sólo en la ciudad de Huesca, sino también en distintos municipios aragoneses. "Esperamos que con la aplicación de la nueva normativa del Ministerio de Fomento ORDEN FOM 3053/2008 se frene el uso de estos reductores de forma indebida y que las distintas administraciones solucionen este problema y otros que afecten a la Seguridad Vial", desea la Asociación.

Con este estudio, la Asociación Moteros Aragoneses pretende que el Ayuntamiento "tome cartas en el asunto" ante el estado de determinadas calles de la ciudad y si no fuese así, instar a todos los usuarios de ciclomotores y motocicletas que tengan cualquier accidente en los puntos indicados en el informe, a que lo denuncien ante los tribunales de Justicia correspondientes.

La Asociación explica que ha llevado este estudio exhaustivo tras recibir numerosas quejas de usuarios de vehículos de dos ruedas de la ciudad de Huesca, "que se han encontrado en dificultades a la hora de encarar estos obstáculos, pudiendo incluso, en ocasiones, suponer un peligro para la integridad física de los usuarios de motos, ciclomotores y bicicletas".