Actualizado 04/12/2015 16:14 CET

El Ayuntamiento quiere captar 400 viviendas vacías al año

El concejal Pablo Híjar y el consejero municipal, Fernando Rivarés
EUROPA PRESS

   ZARAGOZA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes un programa para captar alrededor de 400 viviendas vacías de particulares anualmente y durante cuatro años para destinarlas al alquiler social, para lo que se habilitaría una partida de más de un millón de euros en el presupuesto de 2016 con el objtivo de que esté operativo entre enero y febrero próximos.

   El denominado programa de Captación y Movilización de Vivienda Vacía se tendrá que ratificar, la próxima semana, por el consejo de administración de la sociedad municipal Zaragoza-Vivienda, donde las condiciones que se aprueben serán prácticamente las mismas que en el borrador aprobado por el Gobierno y si hay variaciones siempre serán en beneficio del inquilino.

   El concejal de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha explicado que las viviendas que se capten pasarán a la bolsa de alquiler social y en las mismas condiciones para apostillar que este programa "sustituye al caduco Zaragoza-Alquila".

   En rueda de prensa, Híjar ha detallado que los particulares que cedan sus viviendas para este programa el Ayuntamiento se encargará de la gestión integral, además de ofrecer garantías e incentivos económicos y fiscales.

   Para su difusión se emprenderá una campaña publicitaria con la finalidad de favorecer la captación de un 10 por ciento de las 13.085 viviendas susceptibles de formar parte de este programa y además se buscará un logotipo y otro nombre porque "este no tiene una pegada comercial importante", ha orinizado Híjar.

   Los interesados pueden ceder una vivienda por un plazo de tres años prorrogable otros tres más y obtendrán una renta máxima de 4,25 euros el metro cuadrado útil, además el Ayuntamiento se encargará de la búsqueda del inquilino; de la elaboración, firma y seguimiento del contrato de arrendamiento; la tramitación del Certificado de Eficiencia Energética y de la fianza; la gestión de impagados y la asesoría jurídica.

BENEFICIOS

   Entre las garantías que ofrece el Ayuntamiento figura el pago garantizado de la renta desde la entrada del primer inquilino, la contratación de un seguro multiriesgo hogar a cargo de Zaragoza-Vivienda; la garantía de devolución de la vivienda en el mismo estado de conservación, salvo el desgaste normal generado por el uso; y la posibilidad de recuperar la vivienda si en el plazo de seis meses no ha sido ocupada mediante un contrato de arrendamiento, previa devolución de ayudas económicas en caso de que se hayan producido.

   Los beneficios económicos y fiscales para el propietario son un financiación al 0 por ciento de los gastos por adecuación de la vivienda de hasta un máximo de 6.000 euros que se descontaría de las anualidades; los gastos de comunidad sin incluir derramas o reparaciones fuera del mantenimiento general, y una reducción del 50 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

   Los propietarios no tienen que estar inhabilitados penal o administrativamente para la obtención de subvenciones, estar al corriente de las obligaciones tributarias y Seguridad Social y no es obligatorio estar empadronado en Zaragoza.

   Las viviendas susceptibles de entrar en este programa tienen que estar ubicadas en el término municipal de Zaragoza, preferentemente en los barrios consolidados, como Delicias, San José o Las Fuentes, ha citado Híjar.

   Además, tiene que estar libres y tener la autorización de alquiler por el Gobierno de Aragón en el caso de que sean protegidas, haber estado vacías durante los últimos seis meses, estar provistas de cocina amueblada con instalaciones de elementos para cocinar, fregadero, frigorífico, lavadora y campana extractora. También baño con inodoro, lavabo y ducha o bañera y el informe de habitabilidad del Ayuntamiento, junto a un buen aspecto en limpieza y pulcritud.

INQUILINOS

   Para acceder a estas viviendas se requiere que ningún miembro de la unidad de convivencia posea una vivienda adecuada en propiedad en el municipio de Zaragoza, estar empadronados en la ciudad, pagar un alquiler mínimo de 85 euros mensuales, disponer de unos ingresos mínimos de 5.100 euros anuales, que los ingresos de toda la unidad de convivencia no superen los ingresos equivalentes a 2,5 veces el IPREM, el compromiso de uso y conservación de la vivienda y un correcto comportamiento en la comunidad de vecinos.

   A los inquilinos el Ayuntamiento les ofrecerá asesoramiento legal, la renta a pagar está limitada a un máximo de 3,75 euros el metro cuadrado útil, no podrán optar a ayudas financieras al alquiler que gestione otra institución para garantizar que el esfuerzo económico que tengan que realizar para el pago del alquiler no supere el 30 por ciento de sus ingresos o en el caso de ingresos inferiores a 1,2 veces el IPREM, el 20 por ciento de sus ingresos; y el pago de los gastos de comunidad correrá a cargo de Zaragoza-Vivienda.